Prevenir la caries rampante

dientes_y_cepillo

La caries rampante tiene un efecto fulminante sobre la boca y calidad dental de los pequeños, ya que en menos de dos semanas puede acabar con la salud de los dientes del niño, siendo una enfermedad que suele producirse entre los 4 y los 8 años de edad, pero que comienza mucho antes, a causa de errores cometidos por los padres en la crianza temprana.

Para prevenir la caries rampante hay que tener en cuenta que se produce cuando los padres dan el biberón o los chupetes a sus bebés mojando la tetina en azúcar, consiguiendo de esta manera que se calmen, se relajen y se duerman, en una práctica muy común que se lleva adelante desde hace muchos años y que tiene como podemos entender, consecuencias graves desencadenando problemas severos en el proceso de dentición y la futura salud bucal del niño.

Colocar azúcar en las tetinas de los chupetes y los biberones puede ser un recurso sumamente efectivo para que los pequeños se calmen, pero lo que muchos padres no saben es que puede resultar sumamente dañino en los menores, dado que el azúcar queda impregnado en los dientes dejando que las bacterias actúen tranquilamente destruyendo el esmalte y provocando la caries rampante, que genera muchisimo dolor bucal, además de infecciones de garganta, abscesos en las encías, problemas digestivos y la pérdida inclusive de piezas dentales definitivas en un futuro.

Para prevenir la caries rampante en los niños primeramente hay que evitar colocar entonces azúcar en sus elementos, dado que el problema viene en base a que el azucar que queda en la boca del niño puede mantenerse en la raíz de los dientes de leche, y provocar asi la desviación de los brotes dentales definitivos. Una vez presentado el problema la solución no es sencilla, ya que el tratamiento consiste unicamente en la extracción de las piezas dentales, por lo que el niño puede perder sus dientes además de sufris mucho en el proceso.

Para prevenir la caries rampante entonces hay que evitar estos malos habitos, fomentando en cambio los positivos que apuntan a una buena higiene dental que debe aplicarse desde la aparición de los primeros dientes de leche, para luego ir desarrollando en el niño la conciencia de usar el cepillo de dientes de manera rutinaria día a día, evitando así estos serios problemas dentales.

Vía | Hola
Foto | Ortodoncia Panama

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...