Prevenir la bronquiolitis

La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria de las vías aéreas cuya prevalencia es especialmente significativa en los meses de otoño e invierno, afectando especialmente a los menores de dos años. Prevenir esta enfermedad pasa por seguir unas pautas higiénicas que contribuirán a reducir el riesgo de contagio, lavado de manos, evitar el contacto con personas que sufren algún tipo de enfermedad respiratoria como un resfriado, limpiar bien todos los objetos que entran en contacto con el bebé, etc.

Bronquiolitis

Con la llegada del frío vuelven a ser tema de actualidad las enfermedades respiratorias que afectan a los niños, hace unos días hablábamos de la gripe y de la necesidad de vacunar a los niños y a los grupos poblacionales de riesgo, hoy queremos hablar de una enfermedad que afecta especialmente a los niños en sus primeros años de vida y cuya incidencia ronda el 80%, nos referimos a la bronquiolitis.

La bronquiolitis es la inflamación y acumulación de mucosidad en las vías aéreas causada por un virus, principalmente el virus respiratorio sincitial (VRS), se trata de una infección estacional que tiene mayor prevalencia en las estaciones de otoño e invierno. La infección se inicia como un simple resfriado, pero posteriormente afecta a los bronquiolos provocando tos intensa, sibilancias, dificultad para respirar, inapetencia, vómitos, fiebre, etc. El periodo de infección dura unas dos semanas, aunque algunos síntomas, como la tos, se pueden mantener a lo largo de un mes.

Los menores de dos años son los de mayor riesgo de sufrir la enfermedad, hay que decir que no todos los casos son graves, en una parte de los niños no pasará de un resfriado, pero en el caso de los lactantes el riesgo de que se sufra bronquiolitis es elevado debido a la inmadurez del sistema inmunitario. A muchos padres les preocupa que su bebé pueda sufrir este tipo de enfermedades respiratorias, ya que los pequeños lo pasan muy mal, cuanto más pequeño sea el bebé peores son los efectos, pero si además sufren problemas como una cardiopatía congénita, el riesgo de sufrir una infección respiratoria grave se incrementa. El contagio se produce al respirar el virus procedente de otra persona infectada, siendo los bebés prematuros los que tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad.

¿Cómo se puede prevenir la bronquiolitis?, como ya hemos comentado, el contagio se produce a través de una persona que sufre infecciones respiratorias, por ejemplo un resfriado, por tanto, lo más recomendable es evitar que entren en contacto con los niños, y en el caso de que esto sea imposible, recurrir a las medidas higiénicas como el lavado de manos antes de tocar al bebé, extremar la limpieza de todos aquellos objetos que puedan entrar en contacto con el pequeño, especialmente aquellos que han podido entrar en contacto con una persona que padezca una infección respiratoria, utilizar pañuelos desechables para evitar la libre circulación de los virus, evitar que los niños sean expuestos a ambientes cargados como el humo del tabaco o lugares donde haya muchos niños, ya que el riesgo de contagio se multiplica.

Por tanto, la principal medida preventiva es la higiene, siendo uno de los pilares de la prevención de la mayoría de enfermedades respiratorias, no es que se elimine completamente la posibilidad de contraer bronquiolitis, pero se reduce significativamente el riesgo de contagio. Merece la pena recordar que, aunque la prevalencia de la enfermedad es elevada, en los últimos años se ha reducido significativamente la estancia hospitalaria y la tasa de mortalidad por bronquiolitis.

Merece la pena recordar a los padres que es necesario acudir al médico si el bebé sufre síntomas como dificultades respiratorias, si escuchan sibilancias en su respiración, si tiene fiebre durante dos o tres días, tiene inapetencia, está inquieto y no puede dormir… Cualquier síntoma anormal merece la pena consultarlo al pediatra, quizá no sea nada, pero es mejor prevenir que curar.

Posiblemente y como cada año, se lanzarán campañas que tienen la finalidad de informar a los padres sobre la bronquiolitis, proporcionándoles las pautas de actuación ante los síntomas de la enfermedad, las medidas preventivas, etc., estaremos atentos a las novedades.

Foto | Rahego

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...