Prepara a tu hijo para el calor, elige cómo vestirlo

El día a día veraniego en una ciudad también requiere de unas cuantas precauciones. Es importante que los padres y madres atiendan a las temperaturas y vistan al niño en consecuencia. La primera de las recomendaciones es que siempre elijas prendas a base de tejidos naturales, un gorrito con visera y prendas holgadas que favorezcan el confort y la movilidad.

Camiseta de algodón y gorro con visera

Son los bebés el grupo más sensible a las temperaturas extremas en general y a las olas de calor en particular. Hace poco te hablámos de una serie de recomendaciones para cuando te decidas a acudir a la playa con tu bebé. Pues bien, no solo se necesitan cuidados especiales en estos casos, sino que el día a día en una ciudad también requiere de unas cuantas precauciones. Para pasear, para ir al parque, a la guardería, al cole, en casa… tu hijo debe de estar siempre convenientemente vestido para poder hacer frente al calor y no ponerse malito.

La primera de las recomendaciones es que siempre elijas prendas a base de tejidos naturales, comp pueda ser el algodón, una de las fibras más recurridas por padres y madres. Además de absorver el sudor y dejar que la piel transpire, son prendas baratas y fáciles de lavar. Por otro lado, el lino, el hilo o la bastilla también son una opción perfecta para que tu niño vaya hecho un pincel pero sin pasar calor. Piensa que si no lo vistes, el sudor puede quedársele adherido a la piel, lo que puede derivar en un enfriamiento apenas haya un poco de brisa. Por supuesto, el gorro es imprescindible, preferentemente con visera incorporada que le proteja la cara y los ojos.

Para los papás de niños menores de dos años, es importante que vosotros mismos atendáis a la temperatura y lo vistáis en consecuencia. Ello se debe a que el niño menor de esta edad no tiene su termoregulador corporal completamente desarrollado, por lo que no puede decidir por él mismo si tiene frio o calor.

Ropa holgada y de fibras naturales

Por lo tanto, mejor colocar siempre una camiseta al niño, por todas las razones que antes hemos indicado. Es mucho mejor que dejarlo desnudo largos períodos de tiempo, en los que el sudor no será absorvido por ningun tejido. En cuanto a las noches, se recomienda camiseta y medias o un mono entero. Piensa que la humedad se eleva por la mañana y que el fresquito del amanecer puede causar catarros y demás.

Los parámetros para elegir bien el vestuario deben hacerse mediante criterios de comodidad. Así, mejor comprar ropa ancha que favorezca la movilidad. Evita las prendas ceñidas, sobre todo en verano. Son agobiantes y no muy confortables. Si sigues estas sencillas indicaciones, aseguramos un verano confortable y seguro para tu hijo.

Fuentes: Blogbebés, Webdelbebe

Bebé en la playa por jonny2love en Flickr

Niña en césped por Charlotte Speaks en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...