Preguntas sobre la lactancia materna y el COVID-19, documento de la OMS

La OMS ha dado a conocer un documento en el que se contesta a todo tipo de preguntas que se puedan realizar en relación a la lactancia materna y el COVID-19. Con esta publicación se pretende desterrar rumores y ayudar a que las madres contagiadas el virus continúen amamantando a sus bebés.

Coronavirus y lactancia materna

Hace unos días, la OMS (Organización Mundial de la Salud) presentó una guía provisional en la que se contestan preguntas sobre la lactancia materna y el COVID-19. En este documento se presenta la evidencia disponible hasta el momento, sobre los riesgos de transmisión del coronavirus a través de la leche materna, el amamantamiento, la alimentación con leche donada, etc.

Hay que decir que oficialmente la OMS ha desmentido que la leche materna sea una vía de transmisión del COVID-19, de este modo se desmiente el rumor generado sobre el riesgo de contagio y la preocupación que ha suscitado a algunas madres lactantes. Hasta el momento, las investigaciones han constatado que el virus no se ha encontrado en la leche de madres que estaban contagiadas con el virus SARS-CoV-2, por lo que no hay que dejar de proporcionar leche materna a los bebés, ya sabemos aporta una gran cantidad de nutrientes y beneficios, además de favorecer el desarrollo del sistema inmunológico.

El documento es interesante porque responde a muchas preguntas que se han generado a raíz de la pandemia, pero también se tratan otras recomendaciones de la OMS sobre alimentación de lactantes y menores de cinco años. Volviendo al tema inicial, en el comunicado se explica si es posible la transmisión del coronavirus a través de la lactancia, si es recomendable la lactancia en aquellas zonas geográficas donde el virus tiene mayor incidencia, si es recomendable tras el parto seguir el método piel con piel a pesar de la enfermedad, qué recomendaciones higiénicas debe seguir una madre lactante que tiene coronavirus, si se puede amamantar sin el uso de mascarilla, si es necesario lavarse los senos antes de amamantar al bebé (hablando de madres infectadas).

En el caso de que no se pueda brindar lactancia materna por ingreso hospitalario y confinamiento separado, la OMS ofrece las pautas para que se pueda mantener la lactancia, ya que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir un bebé. En el caso de que sea imposible la producción de leche, ofrece alternativas como recurrir a los bancos de leche materna. También informa sobre cómo se debe manipular el sacaleches y los recipientes de almacenamiento, las prácticas higiénicas recomendadas, etc.

Y se habla sobre la leche de fórmula, la OMS recomienda que en la medida de lo posible se alimente a los bebés con leche materna, en última instancia y si no es posible, entonces se puede recurrir a la leche de fórmula. Hace hincapié en tranquilizar a las madres que tienen el virus para que no opten por la leche artificial, por ello, en el documento se contesta cualquier pregunta que las madres puedan tener acerca del COVID-19 en relación a la lactancia materna.

Incluso se contesta a la razón de por qué las recomendaciones de la OMS difieren de las que proporcionan otras organizaciones en materia del virus y en relación a la lactancia materna y el contacto de madres y bebés. En este punto la OMS contesta que sus recomendaciones se basan en consideraciones generales y completas, no centrándose únicamente en los riesgos de infección del lactante con COVID-19. Se tienen en cuenta los riesgos de morbilidad y mortalidad graves, que se asocian a no amamantar, a lo inapropiado que resulta utilizar leche de fórmula para la alimentación de los bebés, a los beneficios del contacto piel con piel, y así un largo etcétera.

En definitiva, es un recurso de interés que dará respuesta y ayudará a mantener la lactancia materna, a través de este enlace (Pdf) podréis acceder a su lectura.

Foto | Raphael Goetter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...