Portear a tu bebé puede ser peligroso

El caso de un bebé en Reino Unido que ha fallecido mientras paseaba con su mamá con un método de portear abre el debate sobre la seguridad de estos métodos.

Portear a tu bebé puede ser peligroso

Hoy he leído un artículo que me ha sorprendido y, a la vez, me ha preocupado. Se trata de la noticia de un bebé de cinco semanas que ha fallecido por asfixia en Reino Unido cuando paseaba pegadito al pecho de su mamá. Este triste acontecimiento ha abierto un debate en ese país sobre las formas de portear al bebé. El debate no solo se centra en Gran Bretaña, ya que ha traspasado fronteras y en España también se habla de estos métodos. No obstante, los especialistas aluden a que en España no ha habido ningún caso, al menos que se sepa, de ningún bebé que haya tenido este accidente, no obstante, os daremos algunos consejos para portear al bebé con seguridad.

La noticia original, aunque nosotros hagamos referencia al diario ‘ABC‘ en su edición digital, ha salido publicada en el prestigioso ‘Daily Mail‘, en Reino Unido. Este diario británico no se ha quedado solo con el fallecimiento de este pequeño bebé, ya que han salido a la luz diferentes fallecimientos de bebés relacionados con el uso de bandoleras, fulares y mochilas porteadoras. También en Estados Unidos dan la voz de alarma investigando 14 muertes de bebés relacionados con este mismo tema. La cuestión es que no hay que sembrar el pánico con esta forma de portear, porque diferentes especialistas avalan este sistema, como podemos leer en ‘ABC‘, pero si es cierto que los papás deben tomar algunas medidas de precaución para evitar este tipo de incidentes que le pueden costar la vida al bebé.

Algunas de esas medidas son, por ejemplo, vigilar siempre al bebé. Es decir, aunque vaya pegadito al pecho de mamá o de papá, hay que comprobar que el pequeño tiene una postura adecuada, tiene las vias respiratorias despejadas y respira con facilidad. Por lo tanto, la cabecita del pequeño debe estar siempre visible, para que las vías respiratorias no se puedan obstruir con nada. Además, hay que comprobar que el cuello del bebé no esté demasiado flexionado y que el fular o el método de portear escogido no presione al bebé, es decir, no debe ir oprimido.

Por tanto, hay fulares que permiten que el bebé esté en posición vertical, con las piernecitas un poco flexionadas de forma que las rodillas le queden a la altura de sus caderas, con la cabeza descubierta y sentado sobre sus propias nalgas.  El fulard, además, no debe oprimir ninguna parte sensible del pequeño y no se debe llevar demasiado bajo. Cuánto más a la altura de la cara de mamá, mejor se podrá controlar en todo momento que el bebé respira correctamente.

Personalmente no he llegado a usar este tipo de método para portear al bebé, ya que cuando tuve a mi niña no estaban tan de moda, pero me parece oportuno hablar de este caso para prevenir a los futuros papás de que el fulard también puede conllevar riesgos si no se usa debidamente. Por tanto, si alguna de vosotras sois expertas en este tipo de métodos de portear: ¿Nos dejáis algunos consejos más sobre la forma correcta de portear al bebé?

Imagen | Colin Bowern

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...