Portabebés My Carrier de Stokke

My Carrier es un magnífico portabebés 3 en 1 que ofrece Stokke, podremos utilizarlo desde el nacimiento del bebé y hasta que alcance los 3 años de edad.

Portabebes

En la fotografía podéis ver el portabebés My Carrier de Stokke, un modelo con una vida útil amplia pudiéndose utilizar desde el nacimiento y hasta que cumpla 36 meses de edad. Esta característica debería ser habitual en todos los portabebés, encontramos modelos con una vida útil limitada y además cuestan lo mismo.

My Carrier es un portabebés 3 en 1, podremos llevar al bebe orientado hacia notros durante los primeros meses, cuando tenga suficiente fuerza en el cuello para aguantar la cabecita, podremos llevarlo mirando hacia el frente para que pueda ver el mundo que le rodea. Cuando tenga dos o tres años de edad podremos llevarlo en la espalda, el portabebés se convierte en una mochila trasera.

El portabebés está equipado con un soporte para la cabeza, se puede ajustar su anchura para adaptarse al desarrollo del pequeño, integra un soporte “caderas cómodas” para proporcionarle apoyo bajo las nalgas y muslos, facilitando que pueda tener las piernas en posición abierta. La mochila portabebés es fácil de colocar y se ajusta perfectamente a las condiciones físicas de cada padre, cuenta con un cinturón de cadera, un soporte para la espalda y correas de diseño ergonómico para los hombros. El diseño consigue repartir el peso del bebé evitando la sobrecarga y facilitando poder llevar al bebé durante más tiempo.

My Carrier cuenta con otros detalles interesantes, una visera para el bebé, dos pequeños bolsillos, uno para poder guardar el chupete o el babero, y otro para que los padres puedan guardar las llaves. también incluye un soporte adicional de aluminio que se utilizará cuando llevemos el portabebés como una mochila de espalda, otorgándole un mayor refuerzo.

El portabebés My Carrier está fabricado con tejidos de fibras y algodón 100% ecológico, materiales respetuosos con la delicada piel del bebé y con el medio ambiente. No integran productos químicos o colorantes que puedan afectar a la salud del bebé, por ello el producto cuenta con la certificación correspondiente que acredita su carácter ecológico. Es un portabebés muy seguro, los mosquetones son muy resistentes y no existe riesgo de que puedan soltarse.

Se puede lavar a máquina, pero no se puede secar en la secadora o planchar, se recomienda secar a temperatura ambiente lejos del sol o el calor directo para que se mantenga en buen estado durante toda su vida útil. My Carrier se ofrece en cuatro colores, rojo, marrón, azul marino y púrpura, si os interesa, podéis adquirirlo en tiendas de bebés por un precio que ronda los 160 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...