¿Por qué los bebés se calman cuando se cogen en brazos?

Una investigación japonesa nos muestra porque los bebés se calman cuando se cogen en brazos y especialmente cuando los padres se mueven con ellos, se trata de una respuesta asociada a la evolución y las garantías de supervivencia.

Sobre estas líneas podéis ver un vídeo que forma parte del estudio que han realizado investigadores del Instituto de Neurociencias RIKEN de Saitama (Japón) para responder a la pregunta, ¿Por qué los bebés se calman cuando se cogen en brazos?, claro, que no sólo se calman los bebés humanos, prácticamente es una conducta que se reproduce en todos los mamíferos y que en parte tiene que ver con la supervivencia. Según los autores de la investigación, se trata de un instinto evolutivo que hace saber a los bebés y a las crías de otros mamíferos que junto a sus madres, pueden aumentar la esperanza de sobrevivir.

La respuesta es prácticamente unánime, al coger en brazos a un bebé que llora se calma, especialmente si nos desplazamos seguidamente, los investigadores explican que a veces los bebés lloran como parte de una conducta innata que busca la cercanía de la madre, si se coge en brazos se calma y si se deja vuelve a llorar. Es un mecanismo latente que se expresa especialmente durante los primeros meses de vida, de todos modos siguen sin conocerse de forma definida los mecanismos fisiológicos que regulan este tipo de comportamientos.

En el estudio los investigadores constataron que cuando los bebés se cogen en brazos desaparece el llanto, se desacelera el ritmo cardíaco, los músculos se relajan y la tranquilidad se puede percibir en su todo su ser. Pero lo mismo ocurre con las crías de los roedores, el estudio ha constatado que cuando éstas son agarradas por la madre o están junto a ella, se reducen los ultrasonidos que producen y que son equivalentes a los llantos, se reducen los latidos del corazón e igualmente se relajan los músculos. Esta es una de las pruebas que muestran que se trata de un comportamiento de supervivencia asociado a los mamíferos. En ambos casos se utilizó un electrocardiograma y otras pruebas para determinar los cambios en el organismo.

En el vídeo nos muestran cómo se llevó a cabo la investigación para comprender por qué se calman los bebés cuando se cogen en brazos. Hay que decir que el resultado varía si la madre está sentada o camina, parece ser que el transporte forma parte de rol que se asocia a la supervivencia, es una conducta evolutiva sobre la que se debe seguir investigando. Por cierto, sería interesante saber qué papel juega el ruido blanco en el contexto evolutivo, si es que existe. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través del artículo de la revista científica Current Biology.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...