¿Por qué deberías preparar el parto en pareja?

Tener un bebé es una manera muy agradable de unir a una pareja pero preparar la llegada juntos es ideal

Preparar el parto en pareja es un deber por estos motivos

Así como el embarazo es una etapa que debe involucrar y unir más a la mujer y al hombre, el momento del nacimiento también debe ser vivido por ambos. Durante los 9 meses, resulta importante prepararse para el gran día, es por ello que han surgido diversidad de talleres que brindan la información necesaria y valiosa para vivir el parto en pareja.

La importancia de vivir el parto en pareja

Asistir a talleres de parto en pareja resulta bastante útil ya que saber como es el proceso, lo que sucederá, como lidiar con el dolor y todo lo que implica el alumbramiento, de modo que no existan dudas y ambos se encuentren serenos para recibir al bebé: la seguridad de la mujer y el apoyo de su pareja, son elementos que deben reforzarse.

En los últimos años, muchas mujeres han confiado su embarazo a las doulas, quienes son figuras femeninas que se encargan de guiar a la embarazada a lo largo del camino: ejercitarse, mantener la calma, conectase con su cuerpo, prepararse para el alumbramiento, aumentar su confianza en sí misma y en su pareja, quien también aprenderá cómo canalizar el mar de emociones que acompañan a su pareja hasta el día del parto, y por supuesto, acompañarla y ayudarla durante todo el proceso.

No importa cómo decidas vivir el parto, en un quirófano, en casa, pariendo o por medio de cesárea, en agua o apoyada en una cama, lo más importante es vivir el parto en pareja y hacer de esta experiencia, algo mágico e inolvidable.

Lo que deben saber tu pareja y tú

Los expertos afirman que es recomendable que la pareja se prepare para recibir a su bebé, si bien no hay un manual que debas cumplir a cabalidad ya que cada cuerpo es un mundo, y cada embarazo es distinto, si es importante fortalecer la relación a lo largo del camino. Por ello te damos algunas razones para asistir juntos a talleres prenatales y estar listos para vivir el parto en pareja:

1) Tener un bebé es un viaje que debe unir a la madre y al padre, es una hermosa experiencia que no debe ser intimidante y en ningún momento, debe convertirse en un trauma para ti. Estar consciente de las posibles sensaciones, dolencias y técnicas que el padre puede realizar para ayudar a que la madre se sienta mejor, tanto a nivel físico como emocional, siempre resulta ventajoso.

La pareja puede aprender a técnicas de relajación como respiraciones y masajes, atenuar el dolor de las construcciones, visualizar el camino y el momento del alumbramiento, entre otros ejercicios.

2) Cuando se vive el parto en pareja, al igual que el embarazo, se crea un vinculo fuerte y sumamente especial entre el padre, la madre y el bebé, ya que va creciendo el cariño y el vínculo de unión. Este lazo emocional ayudará a que el embarazo transcurra con armonía, y se fomente la salud integral del bebé y su madre.

3) Realizar un taller prenatal ayuda a que la pareja conozca cada detalle del proceso de alumbramiento, lo que permite que la mamá quiera vivir ese momento con su pareja y no muestre rechazo ante esta idea. Sin embargo, si ella no se siente segura al respecto, es mejor respetar dicha decisión.

4) Cuando el padre se involucra en los talleres de preparación para el parto puede conocer como avanza el embarazo, lo que siente la madre, cómo crece y evoluciona su bebé, se informa sobre los cambios que experimenta la mujer a lo largo del proceso, comprende mejor sus limitaciones y preocupaciones, como las hormonas la afectan, en fin, puede entenderla mejor y ser un mejor compañero desde que conoce la noticia hasta que nace su hijo o hija.

5) Estos talleres y el parto respetado responden a la necesidad que el nacimiento sea más humano y sensible, por tanto, la figura del padre es fundamental. Lo mejor es que el nuevo padre viva cada momento del embarazo, que se involucre, que sea un apoyo para la madre en todo momento: ofrecerle agua, darle un masaje, brindarle una palabra de aliento, darle su mano o simple compañía, hace que la mujer se sienta confiada, fuerte y segura al no estar sola.

6) El tener la información y contar con las herramientas necesarias para que el parto sea más tranquilo, natural y resulte mágico.

7) La madre es quien decide como quiere vivir ese momento, a que está dispuesta y a qué no, ella conoce su cuerpo y sabe que necesita. Muchas de ellas no están de acuerdo con prácticas para forzar o agilizar el alumbramiento como una episiotomía, que limiten sus movimientos, la maniobra de Kristeller o la aplicación de presión al fondo del útero. Estas salen ser peticiones que se realizan previo al parto al doctor y a su equipo médico.

Estas solicitudes suelen ser apoyadas por el padre y es él quien se asegura que se cumpla lo que su pareja desea y le hará sentir mejor en ese momento, ya que ambos deben conversar sobre el plan de parto durante el embarazo, mismo que deberá ser respetado por los médicos y enfermeros.

Como ves, el padre es fundamental en todo el proceso, no es solo la madre quien vive el embarazo y el parto, deben vivirlo en pareja.               

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...