Por este motivo los bebés babean demasiado

Debes poner mucha atención cuando es momento de preocuparse por este motivo

SI un bebé babea más de lo acostumbrado, este puede ser el motivo

Algunas mamás se preguntan por qué babean tanto sus pequeñitos. Y lo cierto es que lo hacen porque aún no se ha desarrollado bien sus habilidades para deglutir. Solo en muy pocos casos puede estar asociado con un problema de salud.

No tienes por qué inquietarte, esto comienza a pasar alrededor de los 2 meses de vida y es muy normal, por alguna razón fueron inventados los baberos ¿o no?

A veces, puede causar cierta inquietud que el pequeño moje con la saliva sus manos, hombros, sábanas y casi todo lo que tenga a su alrededor. Es habitual verlo con la saliva cayendo de su boca, e incluso hacen burbujitas con la misma.

No hay motivo para tener un dolor de cabeza por esto, no pienses tanto en por qué babean tanto los bebés. Hay motivos del todo naturales que declaran este suceso. Lo relevante es mantenerlos bien protegidos con un babero, en especial si hace frío, conoce más al respecto sobre esto en estas líneas.

¿Por qué motivo babean tanto los bebés?

Los bebés producen más saliva nosotros los adultos y la botan de la boca porque no han aprendido a tragar bien. Un adulto traga la saliva cada 4 o 6 minutos cuando se encuentra despierto y cada 7 u 8 minutos cuando está dormido. El bebé lo hace en menores repeticiones y por ello babea más.

Hay otros motivos por los que babean los bebés, y uno de ellos es la dentición. Desde el 3er mes desde su nacimiento, empiezan los movimientos en las encías para atenuar la aparición de los primeros dientes. Esto ocasiona irritación e incomodidad, la saliva, en este caso, hace la función de un lubricante.

Así pues, la saliva contiene enzimas que previenen infecciones en el proceso de dentición. Por ello, los bebés babean más cada vez que se les asoma un nuevo diente. De la misma forma, cuando el pequeño empieza a tomar alimentación complementaria, las papilas gustativas crean más saliva.

En este caso, la saliva desempeña la función de ayudar para deshacer y unir los alimentos, pues el bebé aun no puede masticar. Así, la saliva favorece a que se forme el bolo alimenticio, que después debe llegar al estómago.

¿Cuándo debemos preocuparnos como padres?

Solo en muy pocas veces, los motivos por los que babean los bebés tienen que ver con inconvenientes de salud. Si el bebé comienza a comer mal y presenta el babeo, aún sin meterse las manos en la boca, posiblemente hay algo que ande mal.

Esto podría ser un indicativo de que tiene llagas en la boca o de que tiene irritada la garganta, y por ello siente dolor al tragar su propia saliva. Si sucede esto es bueno observar dentro de su boca para ver si hay algo que no está bien.

Si persiste el babeo y hay mucha dificultad para comer, lo mejor es llevarlo al pediatra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...