Píldoras con polvo de bebés como medicamento

Sin duda, es una noticia que sorprende y es difícil de digerir, parece ser que existe un mercado negro entre China y Corea en el que se comercializan píldoras con polvo de bebés como medicamento para mejorar la salud y luchar contra las enfermedades. Al parecer, en la aduana se han decomisado recientemente miles de estas píldoras, no vamos a entrar en detalles de la elaboración, pero parece ser que los bebés nacidos muertos y los fetos de los abortos en China, abastecen a este macabro comercio.

Los cadáveres de los fetos y bebés son utilizados como una sustancia capaz de curar enfermedades, y desgraciadamente muchas personas de Corea del Sur y China creen en las propiedades y virtudes de estas píldoras o suplementos. Ahora los medios de comunicación se hacen eco del arresto de los contrabandistas y de las miles de pastillas decomisadas, pero posiblemente esto sea sólo la punta del iceberg. Según se informa, durante los últimos meses han sido varias las personas que pretendían introducir este compuesto en Corea, estas personas siempre han mantenido el argumento que simplemente se trataba de suplementos energéticos y que desconocían su composición. Esto es algo que no concuerda dado que en el paso por la aduana se debe aportar la documentación oportuna sobre lo que se transporta, y si se trata de medicamentos o fármacos, el control es más exhaustivo.

Resulta sorprendente saber que en ocasiones se han decomisado pequeñas cantidades de estas píldoras, razón por la que no se presentaban cargos contra los portadores, ya que no se consideraba que se utilizaran para el comercio. Estas declaraciones las realizaba un miembro de la aduana, ¿no se preguntaban de dónde procedía su contenido?, ¿no intentaron descubrir quién fabrica estas píldoras?, ¿de dónde obtienen los cadáveres que utilizan?, ¿asesinan niños para lograr materia prima?… realmente vergonzosa la actuación de las autoridades de China y Corea, pero para mayor vergüenza, hay que destacar que la aduana se ha negado a desvelar la procedencia y fabricantes de las píldoras con polvo de bebés, argumentando que se deben evitar fricciones diplomáticas, por lo que se demuestra que saben mucho más de lo que declaran.

La historia podría ser perfectamente el argumento de una película de terror, en el comunicado del Servicio de Aduanas de Corea han llegado a describir cómo es el proceso de elaboración de estas “píldoras de muerte“. Según la publicación digital Daily Mail, no se asesina a los niños, parece que existe una trama en la que está implicado personal médico chino que se encarga de proveer de la materia prima, abortos y bebés nacidos muertos, hay que tener en cuenta que en China se practican 13 millones de abortos al año. Se habla de miles de paquetes con píldoras con polvo de bebés introducidos en Corea, por lo que las 17.000 pastilla confiscadas son una pequeña muestra del macabro negocio. Los análisis realizados han determinado que la composición de las píldoras contiene un 99’7% de restos humanos.

En el vídeo se muestra como la aduana detecta las píldoras que posteriormente son decomisadas y analizadas, los especialistas médicos advierten de los graves peligros a los que se enfrentan quienes consumen este producto, pueden contienen bacterias y otras sustancias peligrosas para la salud. Seguramente no tardaremos en conocer nuevas noticias, suponemos que el Gobierno Chino, ante el escándalo internacional que se está provocando, adoptará las medidas oportunas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...