Percepción de los colores en el desarrollo infantil

La percepción de los colores en el desarrollo infantil es algo que se puede ir percibiendo en las actividades cotidianas, de hecho es una excelente idea estimular a los pequeños a aprender los colores de su entorno, para que comiencen a percibir la vida de una forma aún mas conciente.

Hay que tener en cuenta que se trata de una experiencia que permitirá conocer si el pequeño sufre alguna dificultad a la hora de definir los colores, si hay algo malo con su visión que de pruebas de algún impedimento o problema como el daltonismo.

La percepción de los colores en el desarrollo infantil no está limitada unicamente a la distinción entre los colores primarios, el niño debe ser perfectamente capaz de distinguir entre el resto de los colores que corresponden a la amplia gama cromática mas conocida.

Los colores son un elemento primordial como medio de identificación del entorno que nos rodea, no podemos olvidar que los colores son parte de nuestro sistema de comunicación, si el niño tiene una percepción normal podrá distinguir entre numerosas combinaciones de los 6 colores básicos: rojo, amarillo, azul y verde, mas dos colores sin matiz: blanco y negro.

Durante las primeras semanas de vida la visión del recién nacido es muy limitada, pero aún así puede diferenciar entre lo claro y lo oscuro, y hacia los tres meses ya puede ver la intensidad de los colores. A los tres o cuatro años de edad la mayoría de los niños pueden distinguir entre un color y otro.

Preguntarle a los niños su color favorito, o cuál es el color de los objetos que lo rodean lo irán estimulando para aprender a diferenciarlos, la mayoría prefiere los colores brillantes, como el rojo o el azul saturado.

Vía |  Crece Bebé
Foto | briveira de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...