Peñíscola, la joya de Castellón

Peñíscola es una ciudad llena de historia, cultura y tradiciones que se destaca con su casco urbano casi flotando en el mar, amurallado como una isla protegida para preservar su belleza.

El perfil de Peñíscola de noche es un espectáculo digno de admirar

El Patronato Municipal de turismo de Peñíscola ha confirmado la cifra de la ocupación con la que se ha cerrado el mes de agosto, tras anunciar el lleno total durante la primera quincena, superando la barrera del 95% de ocupación media en todo el mes, más concretamente el 97%. Ante esta noticia uno se pregunta que debe tener algo especial esta localidad para que en pleno momento de crisis logre estos resultados excelentes. La verdad es que sí tiene algo especial, es un destino perfecto para unas vacaciones de ensueño y muy adecuada si queremos viajar con niños. Lo único que ocurre es que leído este dato es muy recomendable una cierta previsión para reservar hotel en Peñíscola si no se quiere perder la oportunidad de disfrutar de su estancia.

Peñíscola es uno de los principales centros turísticos de la provincia de Castellón. Es imposible que esta ciudad pase desapercibida. Si se observa desde el mar, es la que tiene un inmenso castillo amurallado en la cima. Incluso si se llega desde el interior del país es imposible perderse ya que al haberse convertido, desde hace mucho, en un lugar muy concurrido existen muchas rutas que llegan hasta la ciudad.

Históricamente, y al igual que muchos lugares del mediterráneo, Peñiscola fue el punto de asentamiento de diversas culturas. Romanos, fenicios, cartaginenses y árabes pasaron por el territorio de esta ciudad para aprovechar su ventajosa ubicación en el mar que fue utilizada con fines comerciales y bélicos. Este último aspecto puede apreciarse notablemente en la estructura del casco antiguo.


El castillo, anclado en el mar sobre un gran montículo, ayuda a reconstruir el pasado de caballeros y fortalezas almenadas que ocuparon las tierras del Maestrazgo. El Papa Benedicto XIII, apodado Papa Luna, lo eligió para recluirse y luchar por la unidad de la Iglesia Católica. La fortaleza domina el punto más alto de la península. El patio de Armas es un delicioso balcón para admirar el Mediterráneo, y la torre del Homenaje una plataforma perfecta para contemplar la panorámica de la costa. En primavera y verano este recinto amurallado acoge un festival de cine de comedia española y un festival de música antigua y barroca.

Pero esta joya del patrimonio de la pequeña península, donde se encuentra el pueblo antiguo, es sólo una parte del municipio actual, poblado fuera de sus murallas por numerosos hoteles, apartamentos y urbanizaciones que acreditan la buena imagen turística de esta playa de moda. Como curiosidad no puedo evitar recomendaros que paséis por esta web donde a modo de presentación un vídeo musical Sergio Dalma canta una canción dedicada especialmente a esta localidad.

Fotografía: JesusAbizanda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...