Pasos sencillos para limpiar correctamente los oídos a tu bebé

Muchos padres se preguntan esto y acá le dejamos la forma correcta para hacerlo

Limpia correctamente los oidos de tu bebé

Cuando eres madre primeriza, sabemos que una de las preguntas más frecuentes es cómo limpiar los oídos a tu bebé. Hoy te enseñaremos cómo hacerlo, lo que debes saber y utilizar para lograr esta tarea que deberás realizar con cierta frecuencia.

Algo que debes evitar al limpiar los oídos a tu bebé es usar bastoncillos de algodón, esto se debe a que su utilidad es eliminar la cera acumulada, la cual protege el canal auditivo de agentes externos como el polvo, insectos y ciertas bacterias. De hecho, solo basta con que limpies la zona externa de los oídos cuidadosamente, internamente no es necesario. Aun así, te contamos lo que debes tener en cuenta ¿Preparada? ¡A tomar notas!

Cómo limpiar los oídos a tu bebé paso a paso

Con este pequeño manual que te preparamos, se te hará mucho más fácil esta tarea y te resultará mucho más simple; solo debes prestar a atención a lo siguiente:

  • Lo recomendable es limpiar los oídos de tu bebé entre 2 y 3 veces en la semana, ya que naturalmente la cera sale al exterior.
  • Para limpiar los oídos a tu bebé lo más recomendable es usar una gasa de algodón humedecida en agua marina o en solución fisiológica. Pon al bebé recostado de lado, seguidamente, limpia el borde interior y la zona exterior de la oreja.
  • Usa una gasa para cada oreja, incluso cámbiala cuando limpies el área posterior de la misma.
  • Finalizado el procedimiento, seca muy bien la entrada del oído, esto ayuda a evitar irritaciones producto de la humedad. Un producto que te recomendamos para limpiar los oídos a tu bebé es agua marina con rociador o spray, pues se usa con facilidad y es ideal para eliminar el cerumen.
  • No te preocupes si se rasca los oídos, puede deberse a que algún producto empleado durante su aseo le ha caído dentro del oído o puede que sienta relajación al rascarse, tan igual que puede serlo un juguete o manta. Preocúpate si llegase a presentar algún tipo de síntoma como fiebre, algún tipo de supuración o malestar al momento de comer.
  • Usa algún tipo de gotas únicamente bajo orientación del pediatra, quien debe corroborar que el tímpano esté en buen estado. La aplicación de gotas requiere que se pose el bebé sobre las piernas de forma lateral, tomando su cabecita con una mano y con la otra aplicar las gotas; luego de poner las gotas en su oído, deja al bebé en la misma posición por un rato más que el oído absorba la solución.
  • Para evitar que las gotas resulten molestas para el bebé, te recomendamos calentar el frasco entre tus manos durante un rato, así estarán tibias cuando se las apliques al bebé.

Aunque estas son las mejores recomendaciones que podemos darte, déjate guiar por tu pediatra.  

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...