Bebés

nombre del bebe

Cuando despertamos a la vida (uso de razón) existe una palabra después de “mamá” que conocemos y escuchamos, nuestro propio nombre. Palabra que acompañará nuestra vida hasta el fin de nuestro tiempo (obviamente, no contamos los mínimos casos de transexualidad, o entiéndase sanamente como ‘cambio de nombre’) y que nos denomina ante el resto. Sin saber cómo ya contamos con uno -aún no existe la interesante regla no-oficial de esperar a que uno mismo tenga uso de razón para elegir el apelativo que cargará por siempre sobre sus hombros, y así evitar vergüenzas eternas y odio potencial hacia nuestros padres por firmarnos con uno tan ridículo que merece el suicidio- y estamos tan identificados con él que cual mascotas respondemos al llamado de su pronunciación. ...

Leer más