Otro caso de niñera maltratadora

Otro caso más de una niñera que maltrata a un bebé, son imágenes que encogen el corazón. Este tipo de vídeos ayudan a que los padres tomen medidas para garantizar la seguridad de sus bebés.

Muchas niñeras son verdaderas profesionales, conocen perfectamente las necesidades de los bebés e intentan hacer lo mejor posible su trabajo, sin embargo, algunos “garbanzos negros” ponen en entre dicho la labor de quienes sí tienen pasión por su trabajo y por proporcionar a los bebés los cuidados y atenciones que precisan. A pesar de las referencias o de la imagen que nos pueda dar una niñera, hay que desconfiar si no se le conoce, sobre todo cuando se descubre otro caso de niñera maltratadora.

Los casos de niñeras que maltratan a los niños se suceden, ya hemos conocido varios casos, de vez en cuando siempre aparece en los medios de comunicación una noticia que hace referencia a este drama, por fortuna cada vez son más los padres que instalan cámaras de vigilancia para poder verificar que sus bebés reciben el trato que merecen y necesitan. El vídeo sobre estas líneas es impactante, muestra la poca sensibilidad que una niñera puede tener, sin ningún pudor trata a un bebé de nueve meses de una forma denigrante, a tortazos y sin miramiento alguno.

El hecho sucede en Rusia, la “niñera”, por llamarle de algún modo, parece no soportar el llanto del bebé, quizá su mal humor es porque no le deja escuchar la televisión. El caso es que esta mujer de 55 años trabajaba desde hace años con la familia y había cuidado a otros hijos de esta, a saber si también recibieron el mismo trato.

Gracias a la instalación de la cámara de seguridad se pudo constatar el mal trato que profería la niñera al bebé, parece que en principio la mujer negó los hechos e incluso afirmaba que el bebé tenía ese comportamiento por culpa de ellos (que no dejara de llorar), pero las imágenes eran una clara evidencia. Los padres entregaron las grabaciones a la policía y ahora esta mujer se enfrenta a una pena de cárcel de tres meses o una multa de unos 600 euros, creemos que la sanción es poco significativa.

Es preferible no fiarse de las referencias, el curriculum o la apariencia de la niñera, lo mejor es contar con un sistema de vigilancia e incluso comunicárselo a la persona contratada, a los profesionales esto no les importará, pero a quienes profieren malos tratos a los niños, se lo tendrán que pensar dos veces antes de abofetear a un bebé. Podéis conocer todos los detalles de la noticia a través de la publicación digital The Sun.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...