Nuevo sistema de diagnóstico de cardiopatías congénitas

Pulsioxímetro

Un grupo de investigadores suecos ha dado a conocer un nuevo sistema de diagnóstico de cardiopatías congénitas mucho más eficaz que los que se utilizan habitualmente, como ventajas hay que decir que no encierra riesgos para los bebés, es mas barato y la duración del diagnóstico es similar a la de otros sistemas de diagnóstico.

La técnica consiste en la utilización del pulsioxímetro, aparato que mide el grado de saturación de oxígeno en sangre en los recién nacidos. Al parecer, la mayoría de las cardiopatías congénitas están relacionadas con la alteración de la oxigenación de la sangre, sobre todo aquellas que se encuentran relacionadas con la circulación sanguínea en el ductus arterioso, un problema caracterizado por la persistencia tras el nacimiento de la comunicación entre el sistema arterial pulmonar y la aorta durante mientras el bebé está en el vientre materno. En teoría esta comunicación debería desaparecer tras el parto, si no se detecta, con el tiempo puede desarrollar una enfermedad obstructiva de los vasos pulmonares.

La introducción del pulsioxímetro podría ayudar a reducir la tasa de mortalidad asociada a las cardiopatías congénitas, ya que se aumenta el grado de detección de las malformaciones congénitas del corazón. Actualmente un 10% de las muertes infantiles están relacionadas con el padecimiento de este problema. Un diagnóstico precoz y efectivo permitiría aplicar los tratamientos necesarios para que no se desarrollara la enfermedad obstructiva que hemos mencionado. Es necesario que el ductus arterioso persistente sea cerrado cuanto antes a fin de garantizar la salud del bebé, pero para ello es fundamental afinar más en los sistemas de diagnóstico de cardiopatías congénitas, como es en este caso.

Los especialistas indican que se ha avanzado notablemente en loa diagnósticos de cardiopatías congénitas, sin embargo, hasta en un 30% de las muertes relacionadas con cardiopatías congénitas, los sistemas no habían detectado estas patologías. Se ha demostrado la efectividad del pulsioxímetro en este campo, el sistema de diagnóstico se aplicó en las maternidades de West Götaland (Suecia) como parte de la exploración rutinaria que se suele realizar a los recién nacidos. El pulsioxímetro medía la saturación del oxígeno en sangre, dependiendo de los valores mostrados, como una saturación inferior al 95% de oxígeno, se le realizaba al bebé una ecocardiografía a fin de detectar el problema.

El hecho de utilizar este sistema de diagnóstico, logró detectar el ductus arterioso en un 92% de los bebés que padecían esta patología a pesar de no mostrar ningún síntoma de sufrirla. Un diagnóstico habitual utilizando la exploración física para detectar síntomas de enfermedades en el recién nacido reduce considerablemente el tanto por ciento de efectividad y según los especialistas, hasta el 28% de los bebés con ductus se habrían ido a casa sin que se hubiera detectado el problema, lo que se traduciría en un 28% de candidatos de una posible muerte por las complicaciones derivadas.

Los expertos indican además que gracias a la utilización del pulsioxímetro se pueden detectar otro tipo de cardiopatías congénitas graves o moderadas y enfermedades pulmonares, lo que hace que sea interesante que comience a utilizarse en todos los centros de maternidad del mundo, sería un gran avance que permitiría reducir significativamente la mortalidad por este problema.

Vía | El Mundo
Más información | British Medical Journal
Más información | Universitat de Lleida
Foto | Mariusz Blach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...