Nuevo estudio sobre los beneficios de los probióticos contra la enterocolitis necrotizante en bebés prematuros

Un estudio australiano vuelve a poner sobre la mesa los beneficios de los probióticos para proteger a los bebés prematuros de la enterocolitis necrotizante. Los expertos comentan que la composición del suplemento probiótico es fundamental para maximizar los efectos beneficiosos, por lo que se requieren nuevas investigaciones.

Enterocolitis necrotizante

En diciembre, un grupo de investigadores chinos revelaba dudas sobre la eficacia de los probióticos contra la enterocolitis necrotizante que pueden sufrir los bebés prematuros. Las revisiones de la documentación científica existente planteaban varias dudas debido a que el desarrollo intestinal de los bebés es muy inmaduro, por lo que los riesgos para la seguridad de los bebés son mayores si se les administraban probióticos, podéis conocer todos los detalles en este .

En los últimos años hemos conocido estudios a favor y estudios en contra, pero parece que no se llega a un consenso y acuerdo unánime entre la comunidad científica sobre este tema. Ahora aparece un nuevo estudio sobre los beneficios de los probióticos contra la enterocolitis necrotizante en bebés prematuros. El trabajo ha sido realizado por investigadores australianos del Royal Women’s Hospital de Australia y el Royal Children’s Hospital, según sus conclusiones, los probióticos aumentan la colonia de Bifidobacterium en la microbiota intestinal, lo que se traduce en una reducción del género de bacterias Enterococcus.

Los investigadores comentan que el aumento de Bifidobacterium probióticos en lactantes, sólo se observó durante el período de suplementación, por lo que la suplementación se debería mantener por lo menos hasta que los bebés consolidarán la flora bacteriana. Aumentar la colonia de Bifidobacterium cuando el intestino y el sistema inmune son inmaduros, es una estrategia importante para reducir el riesgo de enterocolitis necrotizante.

Recordemos que esta enfermedad se caracteriza por causar una inflamación que provoca la progresiva destrucción de la mucosa que recubre las paredes de los intestinos, pudiendo causar parálisis cerebral, morbilidad y mortalidad. En el ensayo en el que participaron 1.099 bebés prematuros que nacieron con 32 semanas de gestación y un peso de unos 1.500 gramos, se dividieron en dos grupos, uno recibió una suplementación con probióticos y el otro un placebo, se constató que en el grupo que recibió la suplementación el riesgo de sufrir la enfermedad se redujo en un 54%.

Y también que dependiendo de las cepas prebióticas utilizadas, los efectos protectores variaban, por lo que se puede deducir que lo más complicado es hallar la fórmula que combine diferentes cepas probióticas que mejoren la protección. Quizá por ello se hayan obtenido resultados dispares en los estudios que se han realizado hasta la fecha, por eso se considera que es necesario realizar nuevas investigaciones para tener un conocimiento detallado de los efectos de la suplementación con probióticos en el microbioma intestinal.

Parece evidente que seguiremos conociendo nuevos estudios sobre el tema y con conclusiones dispares, por lo que aún se tardará en contar con una respuesta consensuada sobre los beneficios de los probióticos en el desarrollo del microbioma de los bebés prematuros y su efecto protector contra la enterocolitis necrotizante. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica BMC Microbiology.

Foto | Mamma Loves

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...