Nuevo algoritmo para identificar síntomas de trastornos del desarrollo neurológico en los bebés

Un grupo de investigadores ha logrado desarrollar un nuevo algoritmo de inteligencia artificial, capaz de identificar síntomas de trastornos del desarrollo neurológico en los bebés, como la parálisis cerebral, a partir del análisis de la grabación en vídeo de sus movimientos.

Inteligencia artificial para diagnosticar problemas neurológicos

Un grupo de investigadores italianos de la Universidad de Pisa y expertos finlandeses de la compañía Neuro Event Labs, ha desarrollado un nuevo algoritmo capaz de identificar síntomas de trastornos del desarrollo neurológico en los bebés. Se trata de un algoritmo de inteligencia artificial que puede analizar vídeos en los que aparecen bebés para crear un nuevo vídeo esquelético que representa los movimientos que realiza el bebé con una figura formada por líneas.

El análisis de estos patrones de movimiento podría utilizarse como diagnóstico precoz para detectar trastornos del neurodesarrollo, por ejemplo, la parálisis cerebral. Los investigadores han demostrado que observar los movimientos espontáneos que realizan los bebés podría ser la forma más precisa de vaticinar el desarrollo posterior de la parálisis cerebral. Sin embargo, los expertos comentan que el análisis visual de los movimientos de los pequeños es siempre subjetivo, por lo que es bastante complicado si no se cuenta con una herramienta como el algoritmo mencionado.

Con este trabajo se ha demostrado por primera vez que es posible extraer los movimientos infantiles de grabaciones de vídeo convencionales para crear vídeos con los movimientos realizados en un grado de precisión muy elevada. El algoritmo funciona al escanear un vídeo convencional de un bebé para detectar ciertas posturas y patrones de movimiento, la fórmula utiliza un “método de estimación de pose” para generar la representación que permite analizar los patrones de movimiento para detectar y diferenciar los que resultan normales de los inusuales.

Los investigadores comentan que los niños suelen ser diagnosticados con parálisis cerebral entre los 6 y 24 meses de edad, pero realizar una detección temprana, es decir, antes de los 6 meses, permitiría a los médicos iniciar una intervención terapéutica y un tratamiento precoz que aliviaría el impacto de la parálisis. Los expertos comentan que este método es como la piedra Rosetta, ya que abre las expectativas a una gran variedad de aplicaciones de la inteligencia artificial para realizar evaluaciones y diagnósticos avanzados.

Se considera que la primera aplicación sería desarrollar un clasificador de diagnóstico de los movimientos de los bebés que pudiera utilizarse en la detección de aquellos bebés en riesgo que no pueden obtener atención especializada, los que viven en áreas rurales, países en vías de desarrollo, etc. Sin duda, es una interesante investigación que muestra un poco todo lo que puede proporcionar la inteligencia artificial en el campo médico.

Podéis conocer más detalles de este trabajo a través de este artículo publicado en la página de la compañía Neuro Event Labs, y en este artículo de Acta Pediátrica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...