Nuevas normas sobre el etiquetado y composición de los alimentos infantiles

El Parlamento Europeo pretende hacer que los alimentos para el mundo de la infancia se presenten con un etiquetado más claro y transparente, en el que se detalle su composición, se garantice la calidad de los ingredientes y no se utilicen imágenes o textos que confundan a las familias.

Alimentación infantil

Se acaba de aprobar en el Parlamento Europeo una serie de nuevas normas sobre el etiquetado y composición de los alimentos infantiles, concretamente alude a los alimentos dietéticos procesados a base de cereales, preparados para lactantes y leche de fórmula, los alimentos de uso médico y sustitutivos de la dieta para el control del peso, de este modo se pretende mejorar y reforzar la protección de los padres a la hora de comprar estos productos y a la vez mejorar la diferenciación entre los alimentos infantiles de consumo generalizado y los alimentos que se elaboran para grupos infantiles específicos.

En la nueva reglamentación se especifica qué sustancias, como por ejemplo vitaminas y minerales, se pueden añadir a los alimentos mencionados. Esta legislación ampara mejor a quienes tienen necesidades específicas en lo que respecta a alimentación, un etiquetado más detallado, claro y transparente facilita además la elección de los productos. Pero además, se pone un poco de orden en el mercado alimentario, ya que hasta la fecha, y hablando por ejemplo de los alimentos dietéticos, su significado se ha ido deformando con el paso de los años debido a las múltiples estrategias de marketing empleadas por las empresas alimentarias. Teniendo en cuenta lo importante que resulta la alimentación infantil y especialmente durante los primeros años de vida, se puede decir que se debería haber aplicado este paquete de medidas mucho antes, aunque más vale tarde que nunca.

Entre algunos de los puntos a destacar de la nueva normativa alimentaria de la alimentación infantil, se puede destacar la solicitud que ha realizado el Parlamento Europeo a la Comisión Europea para que se garantice una presencia mínima de los productos fitosanitarios (pesticidas, herbicidas, fungicidas, etc.) en los alimentos preparados. Recordemos que en el caso de los cereales, este tipo de productos se integran en la composición de estas materias primas sin que se puedan eliminar y se acumulan en el organismo a través de la alimentación.

En lo que respecta a leches de continuación o preparados para lactantes, en el etiquetado y la publicidad de los productos no se podrán incluir fotografías de niños u otro tipo de imágenes o textos, la idea es proteger y fomentar la lactancia materna durante los primeros meses de vida, los textos e imágenes son un reclamo que parecen pretender equiparar los dos tipos de alimentación. Lo único que se va a permitir es la inclusión de las ilustraciones oportunas que muestren cómo deben preparar estos alimentos los padres. La Comisión Europea se implicará más en el mundo de la alimentación infantil, se va a evaluar si los alimentos especificados, como por ejemplo los que favorecen el crecimiento, realmente cuentan con los beneficios nutricionales destacados en las etiquetas.

Tal y como se ha realizado con los alimentos funcionales, será necesario acreditar los beneficios que aportan estos productos, de ello hablaremos con más profundidad cuando se publique el nuevo paquete de normas de etiquetado y composición en el Diario Oficial de la Unión Europea en el plazo de unas semanas. Lo que sí sabemos, es que algunos alimentos deberán cambiar su formato en el plazo de 20 días a partir de esta publicación, en otros casos, los fabricantes tendrán un periodo de transición para hacer los cambios oportunos (unos 3 años), a partir del año 2016 las medidas serán obligatorias.

Vía | La Vanguardia
Foto | Vladislav Gansovsky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...