Nueva prueba de detección del microbioma intestinal de los bebés

Evolve BioSystems ha desarrollado una prueba de detección del microbioma intestinal de los bebés, siendo única en su género para poder medir el nivel de Bifidobacterium en la flora intestinal. Dependiendo de los niveles detectados, se puede llevar a cabo un tratamiento para restaurar la población y así reducir el riesgo de alergias y mal funcionamiento del sistema digestivo.

Análisis de la flora del bebé

La empresa Evolve BioSystems, especializada en la investigación del microbioma intestinal de la infancia y su interacción con los componentes de la leche materna, ha desarrollado una nueva prueba de detección del microbioma intestinal de los bebés. Se trata de una prueba rápida y eficaz que puede detectar los niveles de bacterias intestinales que se consideran críticas durante el periodo de la infancia a fin de que los padres conozcan qué probióticos específicos pueden dar al bebé para mejorar la población bacteriana.

La prueba no es invasiva, requiere una pequeña muestra de heces que se puede recoger del pañal para analizar la presencia de marcadores como el lactato y el acetato, asociados al nivel alto o bajo del género de bacterias Bifidobacterium, uno de los mayores géneros de bacterias saprófitas de la flora intestinal, que ayudan en la digestión y que se asocian a una menor incidencia de alergias.

Los expertos comentan que los bebés que tienen un nivel más bajo de este género bacteriano, tienen más probabilidades de desarrollar alergias de tipo autoinmune, así como problemas en el aumento de peso. Si se detecta un nivel bajo de Bifidobacterium, se puede llevar a cabo un procedimiento para la recolonización del intestino, favoreciendo un mejor funcionamiento del sistema digestivo y reduciendo el riesgo del desarrollo de las alergias antes mencionadas.

Está demostrado que este tipo de bacterias consiguen desplazar a las bacterias patógenas presentes en el intestino, contribuyen en la digestión de los oligosacáridos de leche materna que los bebés no pueden procesar y, por tanto, mejoran las funciones de barrera intestinal, reduciendo la permeabilidad y regulando la inflamación intestinal. La nueva prueba es la primera y la única existente para identificar a aquellos bebés que no cuentan con un nivel adecuado de las mencionadas bacterias beneficiosas, de este modo se puede intervenir para crear un microbioma intestinal saludable.

Según algunas investigaciones recientes, muchos bebés nacidos después del año 1980 no adquieren un nivel adecuado de Bifidobacterium, algo que guarda relación con el desarrollo de alergias y otros problemas, mejorar la flora es la intervención más adecuada y para ello, nada mejor que conocer si el bebé cuenta con la población adecuada de estos microorganismos mediante esta nueva prueba.

Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo de PR Newswire, y en la página oficial de Evolve BioSystems.

Foto | Jenny Lee Silver

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...