No precipitarse al cortar el cordón umbilical

Cordón umbilical

Según una investigación realizada por expertos de la Universidad de Umeå y el Hospital de Halland (Suecia), no precipitarse al cortar el cordón umbilical y esperar al menos tres minutos antes de proceder a su pinzamiento y corte, mejoraría los niveles de hierro en sangre y por tanto la salud del bebé. La anemia causada por la deficiencia de hierro es uno de los principales problemas que afecta a los bebés en todo el mundo, esta carencia se asocia a un neurodesarrollo pobre, sobre todo porque los requerimientos de hierro son mayores durante su desarrollo.

Algo tan simple como esperar tres minutos antes de proceder al pinzamiento del cordón umbilical, bastaría para mejorar los niveles de hierro en sangre. Para llegar a esta conclusión los investigadores tomaron los datos de 400 recién nacidos a término divididos en dos grupos, a unos se les pinzó el cordón umbilical a los 10 segundos de nacer y a otros al cabo de tres minutos. A los cuatro meses de edad, los bebés de este último grupo tenían un nivel de hierro más elevado en sangre.

Los especialistas indican que no existen riesgos para la salud con el pinzamiento tardío, como por ejemplo la ictericia neonatal. Pero ¿cuál es el motivo por el que se mejora el nivel de hierro en sangre?, la explicación es sencilla, tras el nacimiento el bebé recibe una gran cantidad de sangre de la placenta, se trata de una transfusión placentaria que aporta hierro y otros elementos. El corte precipitado evita esta transfusión y por tanto la recepción del hierro, como contrapartida se incrementa el riesgo de sufrir anemia.

Los especialistas concluyen que el balance de posibles riesgos maternos y beneficios para la salud de los bebés ante un pinzamiento tardío del cordón, inclina la balanza a favor de los pequeños. Es decir, los riesgos para la madre son prácticamente nulos y los beneficios para los bebés son elevados. Ahora los especialistas indican que hay que transmitir esta información a obstetras y comadronas de todo el mundo, merece la pena esperar tres minutos. En nuestra opinión, sería necesario realizar un nuevo estudio complementario que ratificara los resultados, no es la primera vez que los resultados de un estudio terminan siendo contradictorios.

En todo caso, es una información interesante y si los datos son correctos, la técnica se podría empezar a aplicar en los países más desfavorecidos. Puedes conocer más detalles del estudio a través de este artículo de la publicación médica British Medical Journal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...