No hay que abandonar el caso de los bebés robados

Las asociaciones de afectados por el caso de los bebés robados se manifiestan, no quieren que los casos se archiven y piden mayor celeridad al Gobierno.

Con la muerte de Sor María, las familias afectadas por los bebés robados temen que el tema se archive y por ello solicitan que se siga investigando, también se solicita que se investiguen las denuncias archivadas, nada menos que un 70%. Las asociaciones de afectados se manifiestan indicando que no hay que abandonar el caso de los bebés robados, hay muchas ‘Sor Marías’ en todo el país, esto es algo evidente, como sabemos en la trama de los bebés robados están implicadas muchas personas aunque sólo se haya hablado de la monja, la persona imputada que no quería hablar y que se ha llevado su secreto a la tumba.

Los afectados piden a la justicia que se siga trabajando en los casos, que no se retrase la investigación, consideran que el Gobierno ralentiza el tema con el propósito de que los posibles imputados no declaren, la edad avanzada puede pasar factura como ha sucedido con Sor María. Como podéis ver en el vídeo, varias asociaciones convocaron la manifestación que partía desde la sede de la Fiscalía General del Estado, para trasladar sus exigencias y manifestar su indignación. Además, dicha manifestación conmemoraba los dos años que han pasado desde que se presentara la denuncia conjunta de los afectados ante la Fiscalía General del estado.

El caso de los bebés robados no se puede archivar, las denuncias se deben revisar y se ha de investigar, no se puede obviar la atrocidad cometida, el daño que se le ha hecho a muchas madres, es realmente decepcionante que no se tomen cartas en el asunto con mayor celeridad y lo peor es que da la sensación de que no existe voluntad política para que la verdad salga a la luz. Las asociaciones desconfían del Gobierno y de sus actuaciones, pero no hay que olvidad un hecho, la Iglesia está implicada aunque sea de forma indirecta y debería ser la primera en querer esclarecer la trama aliviando el sufrimiento de madres e hijos.

No hay que olvidar el caso de los niños robados, la muerte de Sor María el pasado día 22 no marca un antes y un después, esperamos que los organismos de justicia y el Gobierno cambien su postura y actúen como cabría esperar. Muchas pruebas acusan a la monja como única responsable, se podría decir que se trata de un chivo expiatorio con el que el resto de culpables quieren librarse de la justicia, esta no es una trama de una única persona como han declarado algunos especialistas médicos. No tardaremos en conocer nuevas noticias al respecto, la monja ha muerto, pero las madres y sus bebés robados siguen vivos y es una obligación moral que de una vez por todas se esclarezcan los hechos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...