Nitratos en el agua del grifo, ¿qué deben saber los padres?

EWG (Environmental Working Group) ha publicado un estudio sobre la presencia de nitratos en el agua del grifo de Estados Unidos. En este estudio se informa a los padres sobre los riesgos que tienen estos contaminantes para poblaciones de riesgo como las embarazadas, los bebés lactantes y los niños pequeños.

Agua con contaminantes

Son muchas las organizaciones que avalan el consumo de agua del grifo a fin de reducir el coste medioambiental que supone el consumo de agua embotellada, sin embargo, el agua del grifo debe ser de calidad y no contener ningún tipo de contaminantes. En este sentido, hoy conocemos un estudio desarrollado por EWG (Environmental Working Group), organización sin ánimo de lucro que se dedica a la protección de la salud y del medio ambiente, en el que se alerta del contenido de nitratos en el agua del grifo.

Pensando en los niños, esta organización lanza una alerta sobre este contaminante que es uno de los más comunes en el agua potable, informando sobre lo que deben saber los padres. Según EWG, los nitratos son un contaminante que procede de la actividad agrícola y acaba en los acuíferos, puede causar bajo peso al nacer, nacimientos muy prematuros, defectos del tubo neural y cáncer.

Un bebé alimentado con leche de fórmula en la que se ha utilizado agua del grifo, sufre el riesgo de padecer metahemoglobinemia, problema también conocido como síndrome del bebé azul, que bloquea la capacidad de la sangre para transportar el oxígeno a todas las células del organismo. En esta investigación se ha demostrado que la presencia de nitratos en el agua potable, aunque sea en una décima parte de la ingesta máxima tolerada según las agencias de salud, puede causar daños al feto en desarrollo, lo que demuestra que se debería mantener una tolerancia cero ante este contaminante.

La organización comenta que los nitratos se pueden eliminar con tecnologías de filtración de agua en el hogar, pero son opciones limitadas y caras, siendo más efectivo que los organismos gubernamentales mantengan los nitratos fuera del agua mediante políticas y esfuerzos comunitarios, como instalar sistemas de eliminación en las plantas potabilizadoras.

La denuncia se realiza en Estado Unidos, pero ¿cuál es la situación en España?, pues la misma que en la UE, ya que la legislación establece como nivel guía un rango limitado para el nivel de nitratos en el agua. Pero dado que España es uno de los mayores productores españoles de verduras, es irremediable la presencia de estos contaminantes procedentes de la agricultura intensiva en el agua. Por tanto, para las poblaciones de mayor riesgo como embarcadas, lactantes o niños pequeños, no sería conveniente el consumo de agua del grifo si contiene nitratos, incluso en reducidas cantidades por lo antes comentado.

Merece la pena destacar que a finales del año pasado la UE expedientó a España por no haber tomado las medidas adecuadas para proteger sus aguas de la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias. Nuestro país no controla de forma efectiva la calidad del agua, algo que esperemos que haya cambiado a raíz del toque de atención por parte de la UE.

En definitiva, es difícil recomendar el consumo de agua del grifo ante este problema, antes es necesario garantizar que las aguas potables están libres de estos contaminantes. Este es un tema interesante que trataremos en profundidad en próximos posts, ya que hemos encontrado algunas incoherencias y límites máximos tolerantes que varían dependiendo de cada país. A través de este artículo de EWG podréis conocer más detalles de la noticia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...