Niños sin hogar congelándose, experimento social

Este vídeo forma parte de la campaña The Freezing Homeless Child!, Social Experiment (Niños sin hogar congelándose, experimento social) cuya finalidad es recaudar dinero para poder comprar ropa y evitar que los sin techo mueran de frío. El vídeo no deja indiferente a nadie que lo ve, en él participa un supuesto niño sin techo y deja al descubierto el grado de solidaridad ciudadana que tienen los neoyorquinos.

Campaña de solidaridad

Esta semana se difundía a través de los medios de comunicación el vídeo que podéis ver a continuación, se trata de un experimento social realizado en Estados Unidos, para comprobar el grado de solidaridad que tiene la sociedad estadounidense con los denominados ‘sin techo’. En este experimento ha participado un joven actor que se ha vestido acorde a su papel de niño sin techo, lleva unos vaqueros sucios y rotos, una camiseta de manga corta también rota, y en vez de llevar zapatos tiene puestos unos calcetines.

Por supuesto, el niño está pasando muchísimo frío y pide ayuda a los transeúntes, no es una escena exagerada, es una realidad en un mundo en el que el número de personas sin hogar aumenta día a día. Son muchos los que se ven abocados a pedir limosna y ayuda en las calles de las grandes ciudades y como sabemos no es un problema exclusivo de Estados Unidos. El vídeo se titula Niños sin hogar congelándose, experimento social, podéis ver que continuamente pasan personas por la calle y ven con total indiferencia la escena, es un problema que no va con ellos y es evidente que no les importa que este pequeño pudiera morir de frío. La falta de solidaridad, empatía, compasión y muchos valores que deberían aflorar, parecen haber desaparecido.

Este vídeo forma parte de la campaña puesta en marcha en la plataforma de crowdfunding Indiegogo, para solicitar fondos para poder ayudar a vestir a los que no tienen hogar. Como sabemos, Estados Unidos ha sido noticia en varias ocasiones durante las últimas semanas por los récords de bajas temperaturas que se han alcanzado en algunos puntos del país, concretamente se han batido 67 veces los récords de temperaturas mínimas según el Servicio Meteorológico Nacional.

La campaña The Freezing Homeless Child! (Social Experiment), pide la colaboración ciudadana invitando a que realicen donaciones, el dinero recaudado se destinará a ayudar a todas aquellas personas que no les queda más remedio que vivir en las calles de Nueva York, con ropa para evitar que se congelen de frío. En la campaña tan sólo se solicitan 10.000 dólares (casi 9.000 euros), de momento y mientras estamos redactando este artículo ya se han recaudado casi 7.000 dólares y aún quedan 27 días de campaña, por lo que parece evidente que al menos en la plataforma sí se cumplirá el objetivo marcado para ayudar a estas personas. De hecho, realmente no es que las personas sean insolidarias, sino que algunas malas experiencias ha provocado que la sociedad sea desconfiada.

Volviendo al vídeo, podemos ver que alguna persona se para un momento observando la situación del niño, se lo piensan pero al final deciden ignorarlo. Es realmente triste ver como el pequeño no puede más y decide meterse dentro de una bolsa de plástico que lleva en la mano para intentar resguardarse del frío. No será extraño que algunas personas que vean el vídeo se les salten las lágrimas, sin duda es una escena dramática.

Durante dos horas no dejaron de pasar personas y nadie, absolutamente nadie ayudó o habló con el niño sin hogar, hasta que sucede lo que veréis a continuación. La situación del pequeño sólo parece ser comprendida por un hombre sin hogar, éste se acerca para preguntarle cómo está y sin dudarlo se quita los guantes, la chaqueta y le abriga, incluso comparte con él algo de dinero. Se presentan los responsables de esta iniciativa y le explican la finalidad de este experimento social, también le ayudan con dinero.

Merece la pena que veáis este vídeo, podréis sacar muchas conclusiones y quizá dejar de ser indiferentes ante quienes están pasando este tipo de penurias, no hay que dejar que los sin techo se conviertan en “invisibles”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...