Nestlé desarrolla nuevas fórmulas infantiles para prevenir la obesidad

Nestlé ha desarrollado seis nuevas fórmulas infantiles detalladas en su patente mundial, que se adaptan a las distintas etapas del desarrollo y tienen la finalidad de satisfacer las necesidades nutricionales previniendo las enfermedades cardiovasculares, el riesgo de trastornos metabólicos y la obesidad infantil.

Alimentos infantiles Nestlé

Nestlé ha detallado en su patente a nivel mundial nuevas fórmulas infantiles para prevenir la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y el riesgo de trastornos metabólicos, son seis formulaciones para diferentes etapas del desarrollo del bebé que van desde el primer mes de vida y hasta que el pequeño cumpla 36 meses de edad.

Las nuevas fórmulas infantiles han sido adaptadas nutricionalmente, siguiendo el patrón de cambios y evolución de la leche materna, que se adapta a la edad del lactante o niño pequeño, variando la densidad energética, el contenido en grasas y proteínas… Nestlé comenta que, si bien todos los productos de nutrición infantil deben cumplir las estrictas directrices de la OMS y la Comisión del Codex Alimentarius, existe la tendencia entre padres y cuidadores de sobrealimentar a los bebés y niños pequeños.

Lo cierto es que este es un problema real, son muchos los padres que proporcionan a su bebés má comida de la necesaria pensando que es algo que les beneficia, pero la realidad es que terminan sufriendo sobrepeso y mayor riesgo de padecer obesidad a medio plazo. No es extraño que varios estudios apunten que los bebés que son alimentados con leche de fórmula tienen mayor riesgo de obesidad, ya que los padres olvidan la necesidad de alimentar a demanda.

Nestlé considera que la alimentación complementaria es un factor nutricional que hasta ahora no se ha tenido en cuenta en los esquemas nutricionales típicos de las fórmulas infantiles, lo que afecta al organismo del bebé y predispone a que sufra problemas como los antes citados en el futuro. Por tanto, existe la necesidad de proporcionar composiciones nutricionales que sean acordes a la edad y a la alimentación suplementaria, a fin de evitar el exceso de grasas y otros nutrientes.

La multinacional comenta que, en experimentos con animales de laboratorio, se ha demostrado que la modificación de la ingesta de energía en las primeras semanas de vida ha tenido un efecto permanente sobre el aumento de peso, incluso si el consumo normal se restauró posteriormente. Se sabe que las fórmulas convencionales para bebés pueden inducir un rápido crecimiento, lo que aumenta el riesgo de obesidad en la infancia o en edad adulta, también se sabe que la nutrición postnatal puede afectar a la regulación del apetito a largo plazo, con estas nuevas formulaciones se pretende evitar esto.

Se han desarrollado tres fórmulas específicas para el primer mes de vida, una para el segundo, una para los bebés de tres a seis meses, otra para los bebés de siete a 12 meses, otra para los bebés de 13 a 24 meses, y finalmente, otra para los niños pequeños de 25 a 36 meses de edad. En todas ellas la densidad energética, las grasas, los lípidos, las proteínas y los carbohidratos varían para satisfacer las necesidades de cada etapa.

Se espera que con estas nuevas fórmulas adaptadas se pueda realizar una prevención más eficaz de la obesidad, a través de este artículo podréis conocer todos los detalles de las formulaciones y el trabajo de desarrollo realizado por Nestlé.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...