Muerte súbita, factores de riesgo

SMS

La muerte súbita, hecho del que hasta ahora no se conocían causas concretas, tiene novedades científicas que resultan de análisis interesantes. Efectos ambientales, patologías cardiorrespiratorias y defectos congénitos, podrían incrementar las posibilidades de sufrir muerte súbita en los primeros seis meses de vida.

La muerte súbita es un síndrome en el que existen varios factores que deben producirse de forma simultánea.

Durante la última década numerosos científicos e investigadores han mantenido abierto el debate sobre las causas que pueden derivar en el fallecimiento del bebé durante los primeros 6 meses de vida y mientras se produce el ciclo del sueño

Hoy, sin embargo y aunque aún no se ha establecido una causa concreta ni una forma de evitar el síndrome de muerte súbita, los esfuerzos científicos se concentran en algunos estudios cuyos resultados son contundentes, estableciendo una relación entre factores de carácter epidemiológico en los niños fallecidos por muerte súbita.

Es importante conocer cualquier avance en el campo a fin de evitar las situaciones de mayor riesgo, máxime si tenemos en cuenta que, de los niños fallecidos por MS, un 80% no cuenta con antecedentes familiares, no fueron prematuros y no presentaron en ningún momento, episodios de apnea.

Factores que influyen

Ante este amplio espectro de causas, el responsable del servicio pediátrico del Hospital Universitario Austral, informó que si se ha llegado a una conclusión sobre algunos factores epidemiológicos que influyen activamente en el aumento del riesgo de sufrir SMS.

  • Edad: Generalmente el síndrome de muerte súbita se concentra entre los 30 días de vida y los seis meses. Esta constante se repite en un 96% de los casos, contando con antecedentes de madres que fuman en todos los casos.
  • Climatología y sexo: Una gran cantidad de los estudios llevados a cabo, han establecido que, en una proporción de 2/1, son los niños varones quienes tienen mayor riesgo de sufrir síndrome de muerte súbita y, en un 95% de los casos, el fallecimiento se produce durante el invierno.
  • Factores genéticos: Se han detectado trastornos congénitos relacionados con el metabolismo, si bien es un aspecto que, científicamente aun no está confirmado.
  • Factores ambientales: Existen numerosos estudios que sitúan el mayor riesgo de padecer síndrome de muerte súbita, en aquellos bebés nacidos de madres que tienen el hábito del tabaco o las que no realizaron control prenatal. Adicionalmente, el tiempo transcurrido entre un embarazo y otro, parece ser una constante también en los casos de muerte súbita, siendo mayor la incidencia cuanto más corto es el tiempo transcurrido entre una gestación y la siguiente.

Serotonina y posición para dormir

Como resultado final, se establece una relación entre la posición adoptada por el bebé para dormir, estableciendo una mayor incidencia en los bebés que duermen boca abajo, y los déficit comprobados de serotonina.

En relación con este último tema, el relacionado con los niveles de serotonina, la publicación JAMA – Journal American Medical Asociación, concluyó en una publicación del pasado mes de febrero, que los niveles de serotonina de los niños fallecidos por SPM, resultaron más bajos comparativamente con otros niños.

Por todo ello, y si bien es cierto que no parece haber una causa única para explicar el síndrome de muerte súbita, existen medidas de reducción de los riesgos que conviene conocer y aplicar:

  • Nunca te saltes un control prenatal. La vigilancia en el embarazo es fundamental, así como el control del recién nacido en la periodicidad que establezca el pediatra.
  • Deja de fumar. Si bien es cierto que no se conoce una única causa que provoque el SMS, es también muy cierto que la relación entre el cigarro y los casos de muerte súbita, está más que comprobada.
  • Coloca siempre a tu hijo boca arriba para dormir
  • Fomenta la lactancia materna tanto tiempo como te sea posible
  • Es conveniente fomentar el uso del chupete por su efecto protector
  • Mantén un ambiente en el que ni el calor extremo ni el fío, sean las constantes.
  • Vigila el sueño de tu hijo.

Foto | Critical Moss

Fuente| Clarin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...