Meningitis

meningitis

La meningitis es una inflamación de una o más de las tres capas delgadas de las meninges que cubren el cerebro, es casi siempre consecuencia de una infección, con alguna frecuencia no se relaciona no ninguna infección  sino que a veces la causan bacterias o virus que producen una más general como las paperas o una infección aguda del oído medio.

Estas infecciones pueden extenderse hacia las meninges por medio del líquido cefalorraquídeo que las baña, en casos raros también puede producirse la meningitis a causa de un trauma penetrante en la cabeza.

El bebé o el niño con meningitis tiene una temperatura elevada (hasta unos 39º) y si es lo bastante mayorcito para hablar se sentirá muy mal, estará irritado y se quejará de un fuerte dolor de cabeza. El cuello se mantiene rígido o incluso arqueado hacia atrás y si se intenta inclinar la cabeza hacia adelante se le resistirá.

El niño puede volverse inusualmente callado y retraído, volver los ojos o protegerlos de las luces brillantes, presentarse vómito y convulsiones, incluso en los casos graves ocasionalmente hay erupción o puntitos de color púrpura en el cuerpo. En los niños muy pequeños la fontanela que es el punto blando en la parte superior de la cabeza en vez de estar ligeramente hundido como es normal, se abulta y queda tensa, debido a la inflamación que causa una presión incrementada del líquido cefalorraquídeo en el interior.

La meningitis en niños menores de 14 años es muy rara, anualmente sólo 1 de cada 2.500  contrae la enfermedad, como es contagiosa la meningitis produce una epidemia menor en una escuela o guardería.

Los riesgos para los bebés y los niños pequeños son mayores que para los chicos algo mayores y adultos, porque en su incapacidad para comunicarse puede suceder que la enfermedad no se descubra pronto y si la infección es bacteriana sin tratamiento la meningitis puede avanzar hasta una fase peligrosa. Entonces cuanto más joven sea el niño tanta más probabilidad habrá de que se produzca lesión cerebral en forma de algún retraso mental o parálisis cerebral e incluso fallecimiento. Casi todos los casos afortunadamente se descubren lo suficientemente pronto para tratarlos con eficacia y la recuperación es completa.

Foto| unicefiran

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...