Medicina casera para descongestionar la nariz a tu bebé

Estos medicamentos caseros te van a facilitar el trabajo a la hora de ayudar a tu bebé con su nariz

Descongestionar la nariz de tu bebé ahora es más sencillo con estas medicinas

Los más niños son más sensibles a las medicinas, de manera que la medicina casera puede ser una buena opción cuando sus dolencias no son tan graves como en el caso de la nariz taponada.

Medicina casera para la congestión de tu bebé

La leche materna: para tratar la congestión puedes sencillamente colocar una gota de leche materna en cada fosa nasal de tu bebe para que la mucosa de la nariz siga estando húmeda y no se reseque.

Aparte, la leche materna también tiene anticuerpos que fortifican el sistema inmunológico del bebé y cuando se vierte en la nariz ayuda a que se combata el frío.

1 – Cebolla

Los bebés tienen la nariz taponada fundamentalmente por la noche. Pero, tenemos la solución para ti. Dado que los aceites básicos deben evitarse a toda costa para evadir posibles reacciones alérgicas, el truco es enganchar una bolsita con cebolla picada que quede cerca de la cuna del bebé.

También ayuda a evitar la congestión nasal en los bebés: Respirar aire fresco tan frecuente como sea posible, crear un ambiente húmedo en la recamara, por ejemplo, colocando toallas húmedas, darles muchos líquidos. Levantar la parte superior de su cuerpo levemente para que la mucosa pueda fluir.

La medicina casera es lo mejor que podemos emplear para evitar los químicos en nuestro pequeñito.

2 – Gotas nasales pediátricas

Si nada de esto ha logrado solventar la congestión de tu bebé por completo, también puedes recurrir a las gotas nasales pediátricas para que ayuden a disolver la congestión.

En este caso, es importante que te asegures de que son para bebés ya que las de adultos podrían ser nocivas.

3 – Aspiradores nasales

Un método conocido para liberar la congestión de los bebés es el aspirador nasal. Pero, no es tan sencillo de usar de manera que antes de aspirar la mucosidad de la nariz del bebé por 1era vez, es mejor que te asegures con tu pediatra de cómo se usa.

Así es como tienes que usar el aspirador del bebé:
Lo primero que tienes que hacer es aplicarle unas gotitas de suero fisiológico en las fosas nasales para  que se disuelva el moco que se haya solidificado y que sea más sencillo de extraer.

Cuando el suero lo ha reblandecido, pon la cabeza del bebé un poco más inclinado. Coloca el aspirador nasal (sobre la nariz, pero no en la fosa nasal) y cubre escrupulosamente la otra fosa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...