Mecedora para la lactancia, de Kitty Lippy

Uno de los muebles a los que mayor cariño se les tomará desde el momento del nacimiento del bebé será aquel que se utilice para pasar las largas jornadas de lactancia día tras día, y a la hora de elegir la mejor de las opciones es una mecedora de lactancia, dado que está completamente comprobado que el mecimiento favorece notablemente la producción de leche materna, produciendo a la vez una relajación en el bebé, facilitando muchísimo todo el procedimiento.

Ambos, madre y bebé, disfrutarán en grande de sus momentitos diarios en su mecedora, hamacándose suavemente mientras ambos se relajan y refuerzan ese lazo de nutrición y amor. El mercado ofrece gran cantidad de mecedoras o también de butacas con posibilidades de balancín, será cada mamá la que se ocupe de mirarlas y probarlas, para encontrar aquellas que mayores comodidades le brinde a la hora de alimentar a su pequeño, ya que como sabemos, la usará por mucho tiempo.

Uno de los modelos más convenientes es la mecedora para lactancia que ha desarrollado la firma Kitty Lippy, una silla mecedora sumamente elegante y de belleza clásica, construida en madera maciza de roble que cuenta con cojunes tanto en los asientos como en la espalda, además de apoya brazos para mayor comodidad, con tejidos especiales que repelen la presencia de los ácaros y mantiene entonces a los bebés alejados de cualquier posible infección, realmente ideal.

La mecedora cuenta además con una butaca para levantar los pies, que muchas mamás sienten hinchados sobretodo al ir terminando el día, la misma hace juego con todo el equipo completo, y lo genial del modelo es que tiene un sistema mecedor que no se apoya en las clasicas tablas curvas inferiores, sino que se apoya en un sistema de amortiguación con resortes en la parte inferior, para que el movimiento sea aún mucho más cómodo y placentero.

Los brazos de la silla cuentan con amplios bolsillos laterales que son útiles para tener a mano algunos elementos que el niño puede necesitar, como el chupete, alguna toallita húmeda en caso de derrames, el babero o alguna manta.

Vía | Crecer Feliz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...