Mecedora con manta para amamantar al bebé

El momento de la lactancia tiene que ser cómodo y ameno, un momento que debe planearse desde el punto de vista de la elección de un sitio en la casa que le asegure tanto a la madre como al bebé la intimidad y el confort que necesitan para una situación tan especial que los llena de beneficios a ambos, por eso no está de más tener en cuenta la compra de ciertos muebles que hacen la tarea mucho más gratificante.

Una excelente idea es la de adquirir una mecedora, ya que el movimiento calma notablemente a los pequeños ya que ha sido comprobado que se parece a lo que sienten dentro del vientre materno, por lo que la ansiedad que les provoca el mundo exterior desaparece en ese momento tan especial que comparten con su mamá. Una mecedora realmente especial es este modelo que precisamente está pensado para dar respaldo al cuerpo de la madre para que encuentre una buena posición al dar de mamar.

Lo positivo de esta silla mecedora es que cuenta con una mantita incorporada, lo que la hace realmente cálida y práctica, cuando sea la hora de sentarse con el niño ambos se pueden envolver en la manta para combatir el frío, con la sensación de una textura muy agradable. La zona del asiento es mullida y afelpada para ofrecer un mejor reposo por todo el rato que dure el proceso de lactancia, que como bien sabemos puede producirse en cualquier momento del día.

La mecedora no ocupa casi espacio, se le puede elegir un sitio en la habitación y saber que siempre estará allí para usarla. La mantita se puede doblar y colocar en el respaldo o en las trabas que se encuentran en la parte superior, para mantenerla siempre en condiciones perfectas, y con la ventaja de ahorrar espacio sin que quede colgando y se pueda ensuciar o caerse al piso en cualquier descuido. La silla está realizada en madera reforzada, el diseño es sencillo y bello en colores naturales, producto diseñado y desarrollado por Studio Agata Karolina.

La manta puede volverse en uno de los elementos de apego del pequeño, una vez que se familiarice con su textura se puede conseguir que la asocie con un momento de calma y confort, por lo que en cualquier momento del día se la puede acercar si es que está llorando para que pueda relajarse y descansar. Al crecer el pequeño la mecedora puede pasar a formar parte de los muebles de su habitación.

Vía | Decoesfera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...