Matronatación

Aprender a nadar

La matronatación es una de las actividades que madres y bebés pueden realizar juntos disfrutando del agua y obteniendo grandes beneficios, especialmente el bebé. En la matronatación, madres e hijos se bañan en piscinas de poca profundidad, los bebés pueden ejercitar sus músculos favoreciendo el desarrollo psicomotor, la coordinación motora, la maduración del sistema inmunológico y el fortalecimiento del sistema cardiorespiratorio. Por otro lado hay que destacar que los chapoteos en el agua serán de gran ayuda cuando el bebé comience a reptar.

Otros aspectos muy interesantes a destacar de la matronatación son el fortalecimiento de los lazos afectivos entre madre e hijo y la sociabilidad al poder relacionarse con otros bebés. Esta actividad no se centra en el aprendizaje de nadar, en realidad el objetivo es bañarse junto al bebé y que interactúe con el agua disfrutando de los beneficios que le brinda. El contacto físico entre madre e hijo es continuo, se acuna al bebé dentro del agua, se chapotea, se juega, y con todo ello además de disfrutar, los bebés pierden el miedo al agua y se acostumbran a entornos que les son extraños.

Con respecto a las mejoras del sistema inmunológico que hemos citado, algunos estudios han puesto de manifiesto que aquellos bebés que han acudido a cursillos de matronatación, han sufrido menos infecciones del aparato respiratorio y menos otitis.

Para disfrutar de los cursos de matronatación se deben tener en cuenta dos puntos fundamentales, cada clase no podrá superar los 20 minutos de duración y la temperatura del agua de la piscina deberá situarse en torno a los 34º C. Con esta actividad los bebés se relajan y están más tranquilos durante el resto del día, comen y duermen mejor, ya sabemos lo que les relaja un baño y así lo indican madres que han disfrutado de estos cursillos junto a sus bebés.

Poco a poco el bebé afianzará su confianza en el agua y flotará por sí solo y no tardará mucho en aprender a nadar y desplazarse a través del agua. Resulta curioso saber que durante años, el Comité de Medicina Deportiva y Entrenamiento de la Academia Americana de Pediatría se opusiera a las prácticas de natación para niños menores de cuatro años argumentando diversos riesgos asociados a infecciones o intoxicaciones. Por fortuna los estudios e investigaciones han demostrado que la matronatación resulta muy beneficiosa siempre que se tomen las medidas de precaución oportunas, como por ejemplo estar siempre junto a los bebés, respetar la temperatura o el tiempo que se puede disfrutar del agua.

Más información | Guía Infantil
Foto | Deanwissing

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...