Mamá está de compras

En Nueva Zelanda se encontró a un bebé encerrado en un coche y sobre él una nota que indicaba “Mamá está de compras”, ante cualquier problema pueden llamarme al siguiente número de teléfono. Se trata de un caso más de irresponsabilidad y exceso de confianza de los padres.

Abandonar temporalmente a un bebé

En la fotografía podéis ver a un bebé durmiendo plácidamente dentro de un coche, sobre su pecho aparece una nota con el siguiente mensaje, Mamá está de compras, ante cualquier problema pueden llamar a este teléfono. Esto es lo que se encontró un transeúnte mientras caminaba en el aparcamiento de un supermercado, hizo una foto y la publicó en Facebook, evidentemente ha recibido una lluvia de comentarios que muestran una indignación generalizada de la población de Nueva Zelanda, país donde han ocurrido los hechos.

Es una muestra más de hasta qué punto alcanza el exceso de confianza y la irresponsabilidad de algunos padres. Es incomprensible que se deje a un bebé solo encerrado en el coche y delegar la responsabilidad en el caso de un problema, sobre los ciudadanos que puedan pasar al lado del vehículo. Parece ser que el hombre que descubrió la escena, acababa de aparcar su coche para ir de compras con su familia al centro comercial, al ver al bebé y la curiosa nota indicando que la madre estaba comprando, creyó que sería cuestión de muy poco tiempo y que volvería rápidamente. El hombre y su mujer no querían entrar al centro comercial y dejar sólo al bebé, nunca se sabe qué puede pasar y un sentimiento de responsabilidad les obligó a esperar.

El caso es que tras publicar la fotografía, en tan sólo 24 horas ya se habían recibido más de 1.500 comentarios, accediendo a Facebook podemos conocer algunos de estos comentarios, indignación, enfado, incredulidad, pero también encontramos algunos comentarios que en cierto modo excusan la situación indicando que no se conoce toda la historia para poder juzgar, otros defienden a la madre argumentando que este hecho no delata que sea una mala madre y apostillan que ningún padre es perfecto y todos cometemos errores, en definitiva, hay opiniones y posturas de todo tipo.

El caso es que llamaron a la madre al teléfono de la nota indicando que volviera, al no realizarse la denuncia oportuna, la policía no intervino, de haberlo hecho la madre habría sido multada por haber abandonado al bebé, de hecho, es ilegal que un menor de 14 años se quede solo durante un determinado tiempo y en condiciones poco razonables, como por ejemplo este caso, se considera un delito que puede ser sancionado con más de 1.500 euros de multa. La madre se ha salvado de la multa y de posteriores investigaciones, a pesar de que se ha formulado una queja formal, pero ha sido a posteriori.

Finalmente se recuerda a los ciudadanos que cuando se encuentren con un caso de abandono de características similares, y aunque los padres se encuentren sólo a unos minutos de distancia, es necesario denunciarlo, es el único modo de garantizar que acciones de este tipo no vuelvan a suceder. Podría haber pasado alguien que hubiera querido hacerse con un bebé que no podría pedir ayuda y ni siquiera sería consciente de lo que ocurriría. Podéis conocer todos los detalles de la historia Mamá está de compras, a través de la publicación digital Daily Mail.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...