Los vigilabebés son utilizados por hackers para espiar a la familia

Una nueva investigación muestra que los vigilabebes son utilizados por hackers para espiar a la familia, pero también se utilizan otros dispositivos para invadir la intimidad de las familias, estas imágenes se difunden en directo a través de la red.

Vigilancia de los hackers en los hogares

Una investigación pone al descubierto que los vigilabebés son utilizados por hackers para espiar a la familia, miles de usuarios no son conscientes de este problema y están expuestos a la mirada y vigilancia de estos hackers que invaden la intimidad de los niños y de los padres. Parece ser que ningún dispositivo se libra de la vulnerabilidad, ni vigilabebés, ni cámaras que se conectan con el smartphone mediante Wi-Fi o 3G, se intercepta la señal y se realizan retransmisiones en directo a través de internet, se hacen grabaciones de las imágenes, lo que en teoría debería servir para garantizar la seguridad de los niños en el hogar, se convierte en un riesgo potencial.

Qué sentido tiene ver a un bebé dormido en la cuna y difundir las imágenes en directo a través de la red, grabar a un niño utilizando su teléfono móvil u ordenador, ver como una mujer de edad avanzada está descansando sentada en su sillón, dos hombres que están comiendo en la cocina, que una madre esté preparando la comida… son escenas cotidianas que parecen interesar especialmente a un segmento de población. Una cámara de vigilancia se ha convertido en objeto de deseo de los hackers, sea un vigilabebés, cámaras nacionales de seguridad, unidades de vigilancia de oficinas, tiendas o empresas, todos estos problemas se podrían reducir simplemente cambiando los códigos predeterminados de fábrica que integran estas cámaras.

Parece evidente que la industria que se dedica al mundo de las cámaras de vigilancia, debe enfatizar más en la seguridad de los usuarios y desarrollar sistemas mucho más fiables y seguros. La investigación se ha llevado a cabo en el Reino Unido, país en el que unas 350.000 personas adquieren uno de los sistemas de vigilancia cada año (una buena parte son vigilabebés), muchos de ellos no pueden cambiar los códigos preestablecidos de los dispositivos y son objetivos potenciales de los hackers. Seguramente los padres se horrorizarían al ver que las imágenes de su bebé en la cuna, en el parque infantil, etc., se difunden a través de la red por todo el mundo.

En la investigación se han encontrado casi 60.000 horas de retransmisión en directo procedente de estos sistemas de vigilancia en la red, es una brutal invasión de la intimidad y la privacidad, se habla de todo tipo de grabaciones, nosotros nos centraremos en el tema que nos interesa, la vigilancia de los niños en el hogar. Se hace especial hincapié en las contraseñas de seguridad, deben ser personalizadas y complejas, no es que puedan librarnos de las miradas indiscretas de los hackers, pero se podrá dificultar el acceso.

De este tema hablábamos en el mes de abril, un hacker había pirateado un vigilabebés para observar a un niño de menos de un año de edad, además de observarle le hablaba, algo que fue escuchado por los padres que obviamente se asustaron. Para agravar aún más la situación, cuando el hacker detectó al padre en la habitación, empezó a gritar y proferir obscenidades. Este es un ejemplo de una intromisión realizada en Estados Unidos, pero se trata de un problema que se sufre en todos los países del mundo.

A la hora de adquirir un vigilabebés, lo que debemos tener en cuenta es la seguridad que ofrece, adquirir un sistema lo más cerrado y seguro posible es primordial para evitar el pirateo de la señal. De todos modos, consideramos que las compañías que fabrican estos dispositivos no hacen suficientes esfuerzos para garantizar que no se viole la intimidad. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en Mail Online.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...