Los reflejos primarios del bebé

A medida que el bebé va creciendo y desarrollándose, va sumando nuevas habilidades y movimientos que irá incorporando a lo largo de su niñez y vida adulta. Sin embargo, desde muy pequeños, los niños tienen lo que se denomina comúnmente como los reflejos primarios del bebé.

Los humanos, por naturaleza, nacen en un punto muy básico de desarrollo, por lo que el proceso de crecimiento y desarrollo es paulatino hasta alcanzar todas las posibilidades de una persona adulta. Aun así, desde las edades más tiernas, los pequeños tienen sus propios movimientos reflejo que utilizan como herramientas para sociabilizarse, pedir ayuda, solicitar comida, evitar el peligro, etc.

Es importante conocer cuáles son todos los reflejos primarios del bebé para ir acompañando ese crecimiento y advertir si todo se va dando de la forma correcta, dado que muchas veces la falta de alguna de estas habilidades puede ser una llamada de atención para determinar pronto carencias que posteriormente puedan hacerse notorias.

Este vídeo nos enseña paso a paso cuales son, en principio, los reflejos primarios del bebé, comunes a los niños de todo el mundo, dado que los realizan por criterios de instinto y propia iniciativa. Gráficamente, podremos determinar los seis primeros reflejos que todo bebé incorpora a su vida:

El reflejo de palmar o de agarre sirve al niño para tomar las cosas; el reflejo de Babinski, lo vincula con sus extremidades inferiores, estirando y girando sus pies hacia adentro, un reflejo que debe perderse en circunstancias comunes entre los 12 y 24 meses de edad.

Luego tenemos el reflejo de marcha, las primeras iniciativas del niño de imitar el paso y la caminata del adulto; seguimos con el reflejo de moro o de sobresalto, utilizado por los niños para conseguir equilibrio o alertar sobre algun peligro y pedir ayuda.

El reflejo plantar está implantado en la memoria biológica del bebé, dado que ha quedado de tiempos en los que el ser humano aún caminaba a cuatro patas, y, por último, tenemos el reflejo de succión, que claro está, le permite conseguir alimento, o consolarse en algunos casos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...