Los recién nacidos lactantes deben recibir suplementos de vitamina D

Un nuevo estudio determina que los recién nacidos lactantes deben recibir suplementos de vitamina D desde el primer día, especialmente en aquellos países con menos horas de luz solar.

Suplementos vitamina D

El año pasado hablábamos de un estudio realizado por expertos de Universidad de Londres y de la Universidad de Oxford, en el que se determinaba lo importante que era el nivel de vitamina D en los recién nacidos. Un correcto valor de esta vitamina en el organismo se relacionaba con el desarrollo del sistema inmunológico y la reducción del riesgo de sufrir diferentes enfermedades en edad adulta.

Pues bien, hoy conocemos una nueva investigación en la que se concluye que los recién nacidos lactantes deben recibir suplementos de vitamina D a fin de poder ayudar a elevar los niveles de esta vitamina en sangre. Los investigadores hablan sobre todo de dos precursores biológicamente inactivos de esta vitamina, el colecalciferol (D3), derivada del colesterol de fuentes animales, y el ergocalciferol (D2), derivada del colesterol de la dieta en general. D2 y D3 son transformadas en el hígado y en los riñones en 1,25-dihidro xivitamina D, la forma no activa de almacenamiento en el organismo y 25 hidroxi vitamina D, una forma activa de la vitamina D que ayuda a controlar los niveles de calcio y fosfato del cuerpo.

Nuestro cuerpo fabrican la vitamina D exponiéndose a la luz solar, pero en los países del norte, la falta de luz durante los meses invernales provoca que carencias y debe ser suministrada a través de la dieta y los suplementos dietéticos, para un buen estado de salud es algo necesario. Hay que decir que en países como España, donde hay más luz solar, también se recomienda proporcionar a los recién nacidos vitamina D para prevenir su déficit.

En este nuevo estudio, los expertos determinaron que era necesario proporcionar 400 UI/día para poder elevar los niveles de 25 hidroxi vitamina D en los lactantes. Se probaron cuatro dosis distintas, 200, 400, 600 y 800 UI en 213 bebés alimentados con lactancia materna. Los expertos explican que los valores de vitamina D de los recién nacidos son la mitad de los valores que tiene su madre, y en la mayoría de los casos, pasado un mes los bebés tenían un nivel muy bajo de esta vitamina, lo que reafirma la necesidad de ofrecer el suplemento diariamente desde el nacimiento.

La cantidad idónea según los investigadores son 400 UI de vitamina D por día para aquellos bebés que son alimentados con lactancia materna. Con esta medida se evitará que tengan diferentes problemas de salud a medida que avancen en su desarrollo. Aunque el estudio está orientado hacia la situación de los países del norte, sus resultados se pueden trasladar a países como España, como hemos indicado, la exposición al sol es limitada e insuficiente para poder contar con el nivel de vitamina D adecuado. Podéis conocer más detalles del estudio a través de este artículo publicado en Pediatric Research.

Foto | RTD Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...