Los probióticos son beneficiosos a nivel intestinal e inmunitario para los bebés sanos

Un estudio español demuestra que los probióticos son beneficiosos a nivel intestinal e inmunitario para los bebés sanos, parece algo obvio, pero la mayoría de estudios que se han realizado se centraban en bebés con determinados problemas de salud. El nuevo estudio muestra que los bebés sanos se ven reforzados con estos suplementos.

Flora bacteriana de los bebés

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad Complutense de Madrid y Probisearch, empresa creada por un grupo de científicos de la Universidad Complutense de Madrid, que persigue desarrollar alternativas probióticas para prevenir y tratar diversas enfermedades humanas y veterinarias relacionadas con la microbiota, los probióticos son beneficiosos a nivel intestinal e inmunitario para los bebés sanos.

En esta investigación participaron 202 bebés sanos con edades de entre 3 y 12 meses que eran alimentados con leche materna o leche de fórmula, a los que se les proporcionó una suplementación con tres probióticos distintos, Bifidobacterium longum subsp. infantis R0033, Lactobacillus helveticus R0052 y Bifidobacterium bifidum R0071. Se pretendía examinar cómo la composición del microbioma intestinal y los compuestos inmunes fecales podrían verse afectados por las cepas probióticas durante las ocho semanas de duración del estudio.

Aunque se han realizado muchas investigaciones sobre los efectos de los probióticos en la composición de la flora intestinal y en su influencia en el sistema inmune, pocos estudios se han centrado en los beneficios que ofrecen a los bebés sanos, la mayoría era con los bebés prematuros, que sufrían la enfermedad celíaca, con alergias, etc.

Los expertos comentan que un nivel elevado de bifidobacterias en el intestino del bebé se asocia a un desarrollo y maduración del sistema inmunitario correcto. Los resultados de este estudio pueden representar el punto de partida para entender cómo las distintas cepas probióticas pueden modular la composición de la microbiota y el sistema inmune, asociada al tracto gastrointestinal de los bebés durante su primer año de vida.

Los bebés se dividieron en cuatro grupos, tras el ensayo, se observó que el Bifidobacterium era el género más abundante en la flora intestinal. Si bien no se observaron cambios significativos en la composición en los tres grupos que tomaron los probióticos, en el cuarto grupo que actuó como grupo de control y recibió un placebo, se observó que se produjo una disminución en diferentes especies de Bifidobacterium, por otro lado, aumentaron algunos géneros de Bacteroides en este grupo.

Los factores inmunes que se midieron en las muestras fecales determinaron que en algunos casos se produjo un aumento de los factores antiinflamatorios, en otros, un aumento de los factores proinflamatorios, algo que también sufrió el grupo de control. Los expertos comentan que el perfil de las especies del microbioma observado en los tres grupos probióticos se asemejaba al que tiene un bebé de menor edad, similar al de un lactante en destete, en comparación con el grupo que tomó el placebo, lo que demuestra lo importantes que pueden ser los probióticos para mejorar el sistema digestivo e inmune.

El estudio es otra pieza más del puzzle que conforma los beneficios que ofrecen los productos probióticos, podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en Beneficial Microbes.

Foto | Mysudbury.ca Ouisudbury.ca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...