Los probióticos pueden proporcionar alivio a los bebés que sufren cólicos

Una investigación demuestra que un tipo de cepa probiótica puede proporcionar un alivio significativo a los bebés que sufren cólicos, debido a que se modifica la composición de la flora intestinal incrementándose el número de bacterias beneficiosas y reduciéndose aquellas que son indeseables.

Beneficios de los probióticos

Según los resultados de una investigación publicada en la revista científica Alimentary Pharmacology & Therapeutics, los probióticos pueden proporcionar alivio a los bebés que sufren cólicos, favoreciendo la duración del sueño y la frecuencia de las deposiciones y su consistencia. Los resultados de la investigación reafirman el importante papel que tiene la flora intestinal como objetivo de una intervención contra los cólicos que sufren los bebés.

En el estudio se trabajó con la cepa probiótica Bifidobacterium animalis subespecie Lactis BB‐12, uno de los probióticos que más se han estudiado por la ciencia, de hecho, se han estado estudiando desde el año 1985 como ingrediente en alimentos y suplementos dietéticos, con más de 315 publicaciones científicas y 190 ensayos clínicos, pero como se puede comprobar, se siguen obteniendo nuevos resultados en cada investigación. Recordemos que 2014 otro estudio apuntaba unos resultados similares, aunque en esta ocasión se utilizó la cepa probiótica del Lactobacillus reuteri DSM 17938 (L. reuteri Protectis), logrando reducir el reflujo gastroesofágico, los cólicos y el estreñimiento en bebés de hasta seis meses de edad.

Como sabemos, el cólico del lactante se define como un dolor intenso en el abdomen, causado por gases o por una obstrucción en los intestinos, algo que sufren especialmente los bebés durante sus primeros meses de vida. Los bebés que tienen un llanto excesivo, hacen muecas, sufren enrojecimiento general, doblan las rodillas hacia el pecho, cierran los puños… son todo un conjunto de síntomas que delatan el cólico del lactante. Muchos padres buscan consejo para intentar aliviar este problema y quizá la solución es introducir un suplemento en la alimentación a base de probióticos.

Según los investigadores, los bebés con cólicos tienen un menor número de especies bacterianas beneficiosas y un mayor número de especies bacterianas que son contraproducentes para el buen funcionamiento del sistema digestivo. Con la cepa probiótica mencionada, se puede modificar la composición de la microbiota, favoreciendo a las especies beneficiosas y limitando la presencia de las bacterias indeseables.

En esta investigación participaron 80 bebés de unas siete semanas de edad alimentados con leche materna, todos ellos habían sido diagnosticados con cólicos. Los bebés fueron divididos en dos grupos, uno recibió el suplemento probiótico durante 28 días, el otro recibió un placebo. Los resultados mostraron que los bebés que recibieron el suplemento probiótico, experimentaron una disminución de los síntomas de los cólicos, algo que se asocia a la modulación de la composición de la flora intestinal.

De todos modos, se trata de un estudio pequeño y será necesario realizar nuevas investigaciones y con una mayor muestra de bebés para ratificar los resultados. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la revista científica Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

Foto | Lars Plougmann

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...