Los padres deberían alimentar a los bebés de forma ocasional con productos de arroz

Un nuevo análisis realizado en Alemania muestra que los productos de arroz para la alimentación de bebés y niños pequeños contienen valores de arsénico inorgánico que son inaceptables, ya que superan el nivel máximo permitido por la legislación de la Unión Europea. Dada la peligrosidad del arsénico para la salud, los responsables de la investigación consideran que los padres deberían alimentar a los bebés con estos productos de forma ocasional.

Arsénico en el arroz

Durante los dos últimos años hemos conocido varios estudios que muestran que los alimentos para bebés con base de arroz contienen niveles de arsénico que en ocasiones superan los niveles determinados por las agencias de salud y la Unión Europea. Uno de los últimos estudios lo conocíamos en el mes de mayo, aunque poco después la industria contestó asegurando que los análisis se realizaron con productos presentes en el mercado poco antes de que entrara en vigor la legislación sobre el arsénico. Recordemos que los límites máximos permitidos están establecidos entre 0’2 mg y 0’3 mg por kilo de arroz y por kilo de alimentos con base de arroz.

Pues bien, un nuevo estudio realizado por la organización de consumidores Foodwatch vuelve a tratar el tema y a raíz de los resultados, alerta y sugiere que los padres deberían alimentar a los bebés de forma ocasional con productos de arroz. Según los análisis realizados en 18 muestras de copos de arroz y obleas de arroz de distintas marcas, todos contienen arsénico inorgánico, evidentemente es un elemento que no se puede eliminar, pero sí es posible que los fabricantes minimicen sus valores en los alimentos.

La organización de consumidores denuncia que en algunos casos el nivel de arsénico superaba en cuatro veces el valor establecido en la legislación comunitaria, otros contenían hasta tres veces más arsénico de lo permitido. Hay que recordar que ya han pasado bastantes meses desde que entró en vigor la nueva legislación, pero los productos ya fabricados no se retiraron, siguieron comercializándose, un error por parte de la UE. A pesar del tiempo que ha pasado, se detectan valores elevados de arsénico inorgánico, un elemento que puede aumentar de forma significativa el riesgo de sufrir distintos problemas de salud, diabetes, enfermedades del corazón, daños en el sistema nervioso, etc.

Los expertos de Foodwatch comentan que los bebés y niños pequeños necesitan la mejor protección posible contra sustancias cancerígenas como es el arsénico inorgánico, es responsabilidad de los fabricantes de alimentos para bebés reducir la carga de arsénico a un mínimo inevitable, siendo totalmente inaceptable que a día de hoy se sigan comercializando alimentos que tienen hasta cuatro veces más arsénico de lo permitido.

Sobre los datos del análisis, la organización de consumidores analizó 18 productos con arroz para bebés, cinco eran copos de arroz para hacer gachas y 13 eran obleas de arroz que se comercializan para bebés a partir de 8 meses. Como decíamos, en todas las muestras se detectó la presencia de arsénico y aunque se han establecido unos valores máximos, organizaciones como el Instituto Federal de Evaluación de Riesgos (BfR) aseguran que no existe una ingesta segura de arsénico inorgánico, es decir, su contenido debería ser cero. Es por ello que se recomienda que los padres sean moderados con este tipo de productos y alimenten con ellos a sus bebés de forma ocasional.

Otra cuestión que merece la pena destacar, dependiendo del país, los productos de bebés con base de arroz tienen más o menos arsénico inorgánico, esto es algo que tampoco tiene sentido si hablamos de las mismas marcas y productos, por ejemplo, en el Reino Unido, los valores de arsénico son más reducidos que los de Alemania, en este sentido, la organización de consumidores comenta que no existe ninguna razón por la que los fabricantes alemanes (aunque hay que puntualizar sean del país que sean) elaboren alimentos con los mismos valores de arsénico, siempre a la baja por supuesto.

Los fabricantes explican desde hace tiempo que están totalmente seguros de que los productos que en la actualidad producen, responden de forma estricta a las normas alimentarias establecidas por la Unión Europea, sin embargo, los análisis muestran lo contrario. Por cierto, sería interesante poder conocer el nivel de arsénico que contienen los alimentos para bebés con base de arroz que se comercializan en España, quizá alguna organización de consumidores inicie una investigación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...