Los niños menores de 2 años deben evitar todos los azúcares añadidos

El subcomité asesor de Pautas Dietéticas de Estados Unidos ha preparado una serie de recomendaciones nutricionales, una de ellas es que los niños menores de 2 años deben evitar todos los azúcares añadidos a toda costa, algo complicado teniendo en cuenta la gran cantidad de productos de alimentación que contienen este tipo de azúcares.

Consejos de alimentación infantil

Como hemos comentado en anteriores ocasiones, el abuso de azúcar puede comprometer la salud de los bebés, y muchas empresas han intentado captar sus preferencias a través del dulzor, mediante azúcares añadidos procedentes de las frutas. Por fortuna, poco a poco las regulaciones se han vuelto más estrictas, se proporcionan mejores consejos en materia de alimentación infantil a los padres, etc.

Y en un paso más para mejorar la alimentación de los más pequeños, hoy podemos saber que el subcomité asesor de Pautas Dietéticas de Estados Unidos, encargado de crear las primeras pautas dietéticas para niños menores de 24 meses, apunta que los niños menores de 2 años deben evitar todos los azúcares añadidos. Los expertos comentan que las necesidades nutricionales de estos menores son altas en relación a sus necesidades energéticas, lo que significa que hay muy poco espacio para la ingesta discrecional de energía, incluida la de azúcares añadidos y grasas.

El subcomité sabe que, si bien esta recomendación es potencialmente controvertida dada la cantidad de niños pequeños que consumen leche con sabores, bebidas endulzadas con azúcar y otros purés endulzados, es necesaria, ya que hay que pensar en satisfacer las necesidades nutricionales de los niños sin exceder la ingesta energética. Apuntan que las combinaciones de alimentos necesarias para lograr una ingesta recomendada de nutrientes clave en bebés de seis a 24 meses, prácticamente no dejan energía dietética restante para los azúcares añadidos.

Por otro lado, se sabe que el consumo de bebidas azucaradas está relacionado con un mayor riesgo de sobrepeso u obesidad, lo que podría influir negativamente en el desarrollo de las preferencias y patrones alimentarios que empiezan a formarse durante esta etapa de la vida. Hay que tener en cuenta que las preferencias de sabor parecen ser más moldeables en esta etapa de la vida, de ahí que sea tan importante que se limite el consumo de alimentos que contienen azúcares añadidos, a la vez que se promueve el consumo de alimentos ricos en nutrientes de calidad.

El subcomité ha pedido a las agencias federales que aborden directamente en la configuración de las próximas pautas dietéticas para los estadounidenses, los conceptos erróneos comunes sobre las dietas para bebés y niños pequeños, además, se pide una comunicación más clara sobre lo que es conveniente que coman bebés y niños pequeños y enfatizar en la importancia de que reciban nutrientes que contribuyan a su salud, desarrollo y crecimiento.

Los expertos recomiendan que a los niños de entre 6 y 12 meses de edad se les ofrezca una variedad de alimentos saludables, frutas y verduras, nueces y semillas, cereales integrales, alimentos de origen animal, etc. En esta última recomendación apuntan que una dieta vegana libre de productos animales no podría proporcionar una ingesta suficiente de nutrientes para este grupo de edad sin recibir suplementos. Sin embargo, una dieta lacto-ovo-vegetariana cuidadosamente elaborada, podría proporcionar los nutrientes clave necesarios para el desarrollo.

Se ha preparado un compendio de recomendaciones de gran interés, siendo la primera vez que se aprecia una especial preocupación por la alimentación en el segmento de edad mencionado, veremos si estas recomendaciones sirven de algo y los padres estadounidenses las llevan a cabo, podéis conocer más detalles de las recomendaciones a través de la página oficial de la DGA (Dietary Guidelines Advisory).

Foto | Devinf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...