Los mejores consejos para prepararse para la llegada de tu bebé

Los miedos y las inseguridades son cuestiones por las que todos los padres primerizos pasan. Volver a la calma siendo consciente de que todo irá bien y de que estás preparado es clave para preparar su llegada.

brothers-457234__480

Probablemente si te encuentras ahora mismo a punto de dar a luz, son muchas las preguntas que te haces sobre cómo cambiará todo con la llegada del bebé. Consejos existen un montón, pero lo cierto es que los mejores para conseguir el equilibrio entre lo que va a necesitar el pequeño y tu economía se centran en dos cuestiones: sintetizar y reutilizar. Puede parecer una cuestión muy complicada, pero lo cierto es que si la pones en práctica, poco a poco irá saliendo casi sola.

De hecho, el embarazo es un momento en el que ya tu cuerpo ha experimentado un montón de cambios, y probablemente mucha de la ropa que te has comprado ya no vas a volver a usarla. Lo mismo ocurre con la de los bebés. Así que, si conoces a alguien que haya tenido niños hace poco, o tienes todavía ropa guardada de su hermano mayor, reutilízala y ahórrate unos euros a la hora de cuidar de todos los demás detalles que necesita el pequeño.

Decoración, alimentación e higiene del pequeño

Una de las cuestiones en la que más tiempo se invierte es en la decoración de la habitación. Hay muchas soluciones low cost, o que permiten reutilizar muebles de la casa de otro modo para convertirlos en el espacio seguro que tu hijo necesitará. Y, además, siempre que te quede tiempo, puedes aprovechar para hacer algunas manualidades decorativas que seguramente supondrán un punto relajante tras varias noches sin dormir. Aquí también puedes encontrar algunos trucos para preparar la casa para la llegada de tu bebé.

Respecto a los gastos que vas a tener en el día a día, al menos si consigues aplicar ese ahorro de dinero en las cuestiones de la ropa y la decoración de la habitación, probablemente lo que te viene a la mente sea precisamente la higiene del pequeño y su alimentación. Ambas cuestiones son realmente importantes, y por ello es fundamental apostar por un cuidado lo más natural posible, y siempre que se vayan a incorporar artículos para niños, que estén desarrollados por marcas especializadas. Así garantizarás que utilizas productos de la máxima calidad. Para conseguir el mejor precio en marcas de primer nivel como Dodot o Hero baby Pedialac, puedes valerte de las ofertas que se encuentran en Internet. Será sencilla la compra, más práctica al recibirla en casa, y conseguirás un ahorro extra. Tan solo tienes que echar un vistazo a enlaces como los que te proponemos para darte cuenta de lo fácil que puede resultarte.

Miedos fuera si eres madre primeriza

Eso de ser madre no es algo que se enseñe. O al menos, no se hace de manera tal que parezca que se tiene todo bajo control. Si en tu caso esperas a tu primer hijo, es muy probable que parte de esos temores te hagan sentir totalmente insegura de si lo harás bien. El primer paso para controlar esa sensación es asumir que será todo un reto, y que tu vida dará un vuelco completamente radical. Una vez lo aceptas, y reconoces que probablemente muchas cosas no salgan a la primera, y que tendrás una red de apoyo en tu familia para ayudarte, todo será mucho más simple. Además, hoy en día existen muchas publicaciones online que te ayudan, e incluso bloggers e instagramers que comparten su experiencia y de las que puedes aprender mucho.

La clave es no obsesionarse con todas esas cosas que parece que necesitan los niños de hoy en día. Poner aquello de la frugalidad, o de la vida simple en práctica, y confiar en que tu instinto materno y esa capacidad natural de proteger al pequeño hará el resto. De esta manera, obtendrás todo lo que pretendes: darle a tu hijo el máximo cariño desde el primer momento, y conseguir llegar a final del mes sin tantas complicaciones.

A todo esto habría que sumar el hecho de ser consciente de que mientras tú estés bien, el pequeño estará bien. Por tanto, no descuides tu salud, tu alimentación ni tu descanso. Apuesta por visitas regulares al médico, así como por tomarte los descansos necesarios pidiendo ayuda a familiares y amigos si lo necesitas. A veces, las cosas son más sencillas de lo que parecen y eso lo irás descubriendo poco a poco.

Y nada más, estos son solo algunos de los mejores consejos de cómo preparar la llegada del bebé y cómo afrontarla con calma y siempre pensando en que la maternidad es también una etapa de aprendizaje personal de la que saldrás totalmente reforzada si te dedicas tiempo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...