Los hijos de madres fumadoras, más propensos a consumir antidepresivos

El humo del tabaco debe estar bien lejos de todas las mujeres que se proponen ser madres. No sólo para su salud sino también para la de los hijos que va a engendrar. Un estudio ha dejado patente que las mujeres que fuman durante el embarazo tienen hijos que son más propensos a tomar antidepresivos, estimulantes y medicamentos que pueden generar adicción. El estudio señala que el tabaquismo está relacionado con enfermedades psiquiátricas leves y graves.

Madres fumadoras

Aunque los hallazgos no demuestran que fumar durante el embarazo cause cambios en el cerebro de los niños o en su comportamiento, sí que ofrecen una prueba más para alentar las mujeres para que no fumen durante la gestación. Para llevar a cabo la investigación se emplearon datos de numerosos niños nacidos en Europa en varias décadas, con madres a quienes se preguntó si habían fumado durante los nueve meses de embarazo. Se compararon los registros de nacimiento con una base de datos sobre medicamentos prescrita y cuando las criaturas tenían entre 5 y 20 años. A uno de cada 11 se le prescribió un medicamento psiquiátrico en algún momento, como medicamentos contra la ansiedad y antidepresivos, entre otros.

El 8% de hijos y adolescentes de madres no fumadoras tomó como mínimo uno de estos medicamentos frente al 11% de hijos de madres que fumaban menos de 10 cigarrillos al día y el 14% que en fumaban más de 10. Los bebés, además, nacieron antes de tiempo o muy pequeños. Factores que también podrían haber afectado su salud mental.

Los investigadores, sin embargo, no consideran que esté claro cómo puede afectar el hecho de que las madres fumen al crecimiento del bebé y de su cerebro. Es posible que la nicotina pueda afectar el desarrollo del cerebro o que el acceso de oxígeno durante el embarazo se reduzca por el humo del tabaco.

Los responsables del estudio, además, tampoco tuvieron otros datos como si las madres habían tomado medicamentos psicotrópicos, alcoholismo o drogas ilegales mientras estaban embarazadas o si el padre fumaba mientras la madre estaba gestando o si ambos lo hacían durante los primeros meses de vida de la criatura. Puede ser difícil separar los efectos del tabaquismo de los padres durante el embarazo al que tiene cuando los niños están creciendo. De hecho, muy pocas mujeres fuman sólo mientras están embarazadas.

Foto: jfjwak

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...