Los gestos del bebé predicen si será un buen estudiante

desarrollo intelectual del bebé

Los gestos del bebé predicen si será un buen estudiante, así se concluye en un trabajo realizado por Meredith Rowe y Susan Goldin-Meadow, investigadoras del departamento de psicología de la Universidad de Chicago. La investigación muestra también que los niños de familias con un estatus social y económico más elevado son mejores estudiantes en un futuro.

Los gestos son utilizados por los bebés antes de comenzar a dominar el lenguaje verbal, la variedad y riqueza de los gestos serán determinantes para saber si serán buenos estudiantes en un futuro. Para llegar a esta conclusión las investigadoras tomaron los datos de 50 bebés de 14 meses, los bebés fueron grabados durante 90 minutos mientras interactuaban con el padre, la madre o quien estuviera en el domicilio familiar. Los resultados mostraron que los bebés realizaban una media de 20,9 tipos de gestos distintos.

Al parecer, las diferencias entre los bebés de familias acomodadas y los bebés de familias de menor estatus socioeconómico fueron evidentes, los primeros realizaban una media de 24 tipos de gestos, y los segundos una media de 13 gestos diferentes. Esta diferencia también se percibió en los padres de los niños, ya que presentaban un nivel de gesticulación relacionado con el de sus bebés. Esto implicaría la interrelación de los padres es determinante y dependiendo de su grado, los pequeños adquirirán más o menos destrezas que le permitirán expresar y desarrollar su vocabulario.

Las diferencias del número de gestos eran claramente influenciadas por el estatus social y las autoras del estudio indican que posiblemente surjan mucho antes, a la edad de 10 meses. Lo que resulta todavía más significativo son los resultados posteriores del estudio, las investigadoras evaluaron la riqueza verbal de los niños cuando estos empezaron a acudir al colegio a la edad de 4 años y medio, para ello utilizaron el denominado test Peabody.

El test Peabody es un test de inteligencia que mide la atención y la capacidad receptiva de los niños. Los resultados fueron similares que los arrojados a los 13 meses de edad, la posición social fue determinante siendo los niños de familias de mayor estatus los más aventajados, obtuvieron una puntuación de 117 puntos frente a los 93 obtenidos por los niños de familias con un estatus socioeconómico más bajo.

De estos resultados se pueden obtener varias conclusiones, las investigadoras indican que la riqueza gesticular es condicionante en la adquisición del vocabulario, la capacidad de lenguaje y por tanto vaticina el éxito escolar. En este campo los padres deben aumentar su interacción, por ejemplo, cuando un bebé señala un objeto, hay contestarle diciendo lo que es, de este modo se ampliará su capacidad de retención.

Vía | El Mundo
Más información | Science news

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...