Los ftalatos se pueden absorber por la respiración

Alergias infantiles

Ya hace tiempo que se sabe que los ftalatos pueden afectar a la salud de los bebés, estos compuestos presentes en todo tipo de productos se suelen utilizar como plastificantes y están presentes en la mayoría de hogares. Pues bien, ahora un grupo de investigadores de la universidad sueca de Karlstad, ha desarrollado un estudio que demuestra que los ftalatos pueden ser absorbidos por los bebés a través de la respiración, es decir, no es necesario que entren en contracto físico con los productos que contienen ftalatos.

El ftalato se asocia al incremento del riesgo de sufrir alergias, asma y diferentes enfermedades crónicas en los niños. Como decíamos, este compuesto está presente en todo tipo de productos, en la pintura, en los muebles, en un esmalte de uñas, en una gran variedad de plásticos, en productos de limpieza, etc. En la investigación, los especialistas analizaron la presencia del compuesto en la orina de 83 niños suecos seleccionados al azar, con edades comprendidas entre los dos y los seis meses de edad. Se determinaron los niveles de cuatro tipos diferentes de ftalatos, así mismo, se tomaron datos sobre el entorno en el que vivían los niños, concretamente de los materiales presentes en los hogares, también se tuvo en cuenta el estilo de vida de la familia, así como características y circunstancias personales que cada bebé.

Aquellos niños cuya habitación contenía PVC (policloruro de vinilo) tenían un nivel más elevado de determinados tipos de ftalatos como el metabolito BBzP (n-butil-benzil), en los bebés lactantes alimentados exclusivamente con leche materna se detectaron niveles menos elevados de DEHP, este es un ftalato del que otros estudios ya han apuntado que podría aumentar la sensibilización del sistema inmunológico haciéndole sobre-reaccionar. En definitiva, a pesar de no entrar en contacto con los ftalatos, se constataba un nivel elevado de este compuesto y se podría decir que el organismo los absorbía por la respiración.

Según leémos en la web de El Economista, los investigadores apuntan que, aunque están prohibidos en todos aquellos productos que se fabrican para los bebés, juguetes, biberones, etc., los pequeños siguen estando expuestos a los ftalatos presentes en los diferentes materiales presentes en el hogar que no necesariamente entran en contacto con ellos. Como sabemos, la lactancia materna refuerza el sistema inmunitario, mejorando la resistencia a los alérgenos, decimos esto por los niños lactantes con un nivel más reducido de ftalatos. Con los resultados de este estudio se determina que existen muchas fuentes que facilitan la absorción de ftalatos y no necesariamente se produce a través de la alimentación u otro tipo de contacto.

Ante estos datos, uno podría pensar que el hogar puede ser causante del incremento de las alergias que se ha dado durante los últimos años. De todos modos, los datos del estudio deberán ser ratificados y posiblemente se lleven a cabo nuevos trabajos de investigación en esta línea. Puedes ampliar más datos del estudio a través de la publicación científica Swedish Research Council.

Foto | storyvillegirl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...