Los celos ante la llegada de un hermanito

Como tratar el tema de los celos entre hermanos, ante la llegada de un nuevo bebé a la familia.

Cuando llega un nuevo integrante a la familia, la felicidad que inunda a los padres y familiares, no siempre es compartida por los demás hijos de la familia.

Sobre todo si se trata del segundo hijo, ya que el que hasta ese momento era el blanco de toda la atención, pasará a compartir su “reinado” con este nuevo bebé que se suma al seno familiar.

Los niños, son muy ansiosos y no tienen una verdadera noción del tiempo, por lo que contarles de la llegada de un hermanito demasiado pronto, no es recomendable.

Lo ideal es hacerlo recién cuando al panza se comienza a notar, es decir alrededor de los 5 o 6 meses.

Los celos, son una respuesta absolutamente normal, más aún si estamos hablando de niños pequeños.

Sólo debe preocuparnos, o por lo menos alertarnos, en aquellos casos en donde exista intentos de agresión física hacia el nuevo bebé.

Algunos padres erróneamente, tienden a comunicar al hermano mayor, que su hermanito, es algo frágil, y no le permiten que éste se les acerque o toque, lo que aumenta aún más los celos y hasta puede provocar que el hijo mayor, le tome bronca al recién nacido.


Por el contrario, los padres deben dejar que el hermano mayor, participe en las rutinas del cuidado del bebé, por ejemplo que esté presente en el momento del cambiado de los pañales, que ayude en el momento del baño o que asista al momento de la alimentación.

Lo fundamental es que el niño, no se sienta amenazado y que tenga la tranquilidad de que nadie le va a quitar su lugar o el amor de sus padres.

Cada niño es diferente y manifestará sus celos de distintas maneras, algunos harán un retroceso, por ejemplo los que ya han dejado los pañales, querrán volver a ellos, otros manifestaran sus celos teniendo actitudes hostiles hacia alguno de sus padres, otros querrán tener todos los objetos del bebé o no permitirán que éstos agarren sus juguetes.

La intensidad de los celos del niño, dependerá de cómo actúen sus padres, y de las vivencias que estos hayan tenido como hermanos.

Lo importante es trasmitirles seguridad, explicarles con palabras pero también con actitudes que su papá y su mamá lo quieren como siempre, y que su hermanito no vino a quitarle su lugar, sino que vino a compartir con él el amor en familia.

En definitiva, hay que vivir la llegada del nuevo bebé, con total naturalidad y ya verán como los celos serán algo pasajero.

Foto 1 de KathyAAdams
Foto 2 de guijarro85

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...