Los bebés tienen bacterias de la caries

Higiene bucal

Algunos padres creen que por el hecho de ser bebés, por el tipo de alimentación que toman y por no tener dientes, no hay posibilidad de que existan bacterias que provocan caries en la boca, sin embargo no es así. Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) concluye que es necesario que los padres presten más atención a la higiene bucal de los niños desde el nacimiento, la razón es que los bebés tienen bacterias de la caries en la saliva a pesar de que no tengan dientes. Parece ser que el nivel socioeconómico y la educación de las familias influye en la mayor o menor presencia de las bacterias en los bebés.

Según los investigadores, el riesgo de incidencia de bacterias de la caries en los bebés se incrementa en un 32% en el grupo de madres mencionado, por otro lado el estudio muestra que muchos niños en edad preescolar ya sufren alguna caries, llegando a alcanzar un 40% de la población infantil que acude a las guarderías. Esto muestra que la prevención de la caries se ha de realizar desde una pronta edad, evitar las bebidas y alimentos azucarados, y limpiar las encías después de cada comida reduciría significativamente la presencia de las bacterias y el riesgo de desarrollar caries del biberón. La educación de los padres es fundamental, concienciarles sobre la necesidad de realizar una correcta higiene bucal infantil es básico.

Otro aspecto interesante de la investigación que es necesario destacar es que la caries dental no está condicionada a un pequeño grupo de bacterias, son muchas y de muchos tipos las que intervienen, así se ha podido demostrar gracias a las nuevas tecnologías de ADN que han permitido examinar todo el conjunto de la población bacteriana que habita en la boca. Los investigadores determinaron que en un bebé sin dientes la comunidad de bacterias era mucho más diversa de lo que se esperaba llegándose a identificar cientos de tipos. Reducir esta comunidad bacteriana antes de que aparezcan los primeros dientes reduciría el riesgo de caries en un futuro mejorando la salud.

Los investigadores indican que los tejidos blandos de la cavidad bucal de los bebés son como madrigueras donde las bacterias aguardan a la salida de los dientes de leche, los cambios en la dieta del bebé según su crecimiento condicionan el rápido desarrollo de estos patógenos. Puedes conocer más detalles sobre el estudio a través del artículo de la Universidad de Illinois y a través del artículo de la publicación científica Plos One.

Foto | José Encarnaçao

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...