Los bebés tendrán un mapa genético

Diagnóstico genético

Los bebés tendrán un mapa genético en poco tiempo, así lo manifiesta Jan Flatley, director ejecutivo de Illumina, una de las empresas de biotecnológia más importantes del mercado estadounidense. En menos de 10 años todos los bebés que nazcan poseerán un mapa genético que permitirá a especialistas e investigadores detectar con rapidez todas aquellas enfermedades de origen genético que los bebés pudieran sufrir en un futuro.

Como hemos dicho en varias ocasiones en Pequelia, la detección precoz es una herramienta muy efectiva que permite aplicar con mayor rapidez los tratamientos y tomar las medidas oportunas sobre muchas enfermedades. Gracias a ello se consiguen mejores resultados en los enfermos y se aumenta significativamente la calidad de vida.

No ha de pasar mucho tiempo para que cada recién nacido (al menos en los países desarrollados) posea su mapa genético y se realice rápidamente un diagnóstico genético, como dice Jan Flatley, el avance de la tecnología ha permitido reducir los costes de este tipo de análisis, pasando de los 3.100 millones de euros que costaba realizar un mapa genético en el año 2001 a los 114.700 euros que cuesta en la actualidad. Basándose en el tiempo y en los valores, es predecible que en menos de 10 años el mapa genético tenga un coste asequible para la mayoría de usuarios.

Sin embargo, no todo son beneficios, ya que hablamos de una valiosa información única y exclusiva de cada individuo que podría estar en manos de cualquier persona para infinidad de usos, será necesario poner en marcha una legislación oportuna que pueda velar por esta información.

Por poner un ejemplo, si las compañías aseguradoras accedieran a la información genética de las personas, trabajarían sobre seguro poniendo en la lista negra a quienes tienen más riesgos de padecer determinadas enfermedades, de este modo asegurarían sus beneficios.

El mapa genético es una buena herramienta, pero siempre dependerá de las manos que lo manipulen, a pesar del riesgo y sopesando pros y contras, es evidente que gracias al genoma el número de enfermedades de carácter genético se reducirá notablemente. En pocos años asistiremos a una verdadera revolución médica, una simple gota de sangre bastará para conocer el perfil genético, realizar el diagnóstico y evitar, o al menos minimizar, los riesgos de padecer una enfermedad.

Vía | The Times
Foto | Adam Borkowski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...