Los bebés que sincronizan habla y gestos, son más hábiles en el lenguaje

Una nueva investigación concluye que los bebés que son capaces de sincronizar habla y gestos a partir de los 12 meses de edad, tienen más capacidades para desarrollar las habilidades en sintaxis y vocabulario.

Gestos y habla

Hace algo más de un mes os hablábamos de este estudio en el que se concluía que los bebés a partir de 9 meses de edad podían comprender que el habla se integra con la gesticulación, como ya explicábamos, es algo habitual en los seres humanos hablar y gesticular a la vez, como un modo más efectivo para hacerse entender y transmitir la información. Pues bien, hoy conocemos otro estudio relacionado con este tema en el que se determina que los bebés que sincronizan habla y gestos son más hábiles en el lenguaje.

En estudios anteriores los expertos se han centrado en el análisis de los gestos aislados, sin tener en cuenta si éstos se acompañaban de vocalizaciones. Ahora, este nuevo trabajo ha tratado la conjunción de ambos factores y los beneficios que reportan en el desarrollo del lenguaje.

En esta investigación se demuestra que los bebés a partir de 12 meses de edad son capaces de captar la atención de los adultos mediante gestos comunicativos que se sincronizan con vocalizaciones, esto permite que adquieran mejores habilidades en el desarrollo del vocabulario y la sintaxis a la edad de 18 meses.

En el estudio se trabajó con un grupo de bebés de 12 meses y el objetivo era probar la relevancia del uso de los gestos sincronizados con el habla. Hasta la fecha los estudios con la finalidad de demostrar la relevancia de esta habilidad se habían realizado con niños a partir de 18 meses de edad, momento en el que los pequeños ya cuentan con un vocabulario variado e inician sus primeras combinaciones de palabras, pero no se había analizado en edades más tempranas.

Los datos obtenidos muestran que los bebés son capaces de utilizar señales multimodales como una estrategia de comunicación con el propósito de dirigir la atención de los adultos que están frente a ellos hacia un objeto cuando éstos no lo miran. Es una estrategia de comunicación que resulta mucho más efectiva, ya que se hacen entender con más facilidad y los adultos logran percibir la misma información a través de dos receptores comunicativos (visual y auditivo o gestos y habla). Según los resultados, los bebés que utilizan esta técnica de comunicación a los 12 meses de edad tienen mejores habilidades a la hora de desarrollar la sintaxis y el vocabulario cuando ya han cumplido los 18 meses.

Es interesante saber que los gestos juegan un papel muy importante en el desarrollo de los bebés, el primer gesto comunicativo que realizan es la acción de señalar, gesto que resulta ser crucial en el desarrollo del lenguaje y en los procesos cognitivos asociados. También merece la pena recordar el estudio en el que se concluía que por el número de gestos que realizan los bebés para comunicarse, se podría predecir si sería buen estudiante en un futuro.

Podéis consultar los detalles de esta investigación realizada por expertos del departamento de Traducción y Ciencias del Lenguaje de la Universidad Pompeu Fabra, e investigadores del Instituto de Investigación en Cerebro, Cognición y Conducta (IR3C), a través de este artículo publicado en la revista científica Infant Behavior & Development.

Foto | jan_krutisch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...