Los bebés pueden sufrir alergias nasales

Rinitis en los bebés

A la rinitis infantil se le asocian diferentes síntomas como pueden ser los estornudos, la congestión nasal, los picores… en algunas ocasiones los padres confunden una rinitis infantil con un resfriado. Pero, ¿qué ocurre cuando estos síntomas se sufren durante los primeros años de vida?, hasta el momento existían dudas y no se sabía con certeza si los bebés pueden sufrir alergias nasales.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Descartes (París), acaba de dar a conocer que los bebés pueden sufrir alergias nasales o rinitis. Para llegar a esta conclusión los expertos analizaron los datos obtenidos de un grupo de 1.850 bebes de 18 meses de edad, se realizaron encuestas a los padres para determinar si los bebés sufrieron alergias nasales. Mediante la información de las encuestas y un análisis de sangre de cada bebé para determinar la presencia de marcadores biológicos asociados a la alergia nasal, obtuvieron datos que mostraron que durante el último año de vida de los bebés, un 9’1% habían tenido nariz tapada y estornudos sin que los pequeños tuvieran gripe o sufrieran un resfriado, síntomas asociados a la alergia nasal.

Este grupo de niños era más propenso a tener determinados marcadores biológicos de una alergia que el resto de los bebés del estudio, otro dato interesante a tener en cuenta es el que muestra que hasta un 19% de los bebés cuyos padres indicaron síntomas de carácter alérgico, presentaban en su sangre una concentración elevada de eosinófilos, un grupo de leucocitos o glóbulos blancos cuyo número elevado delata que existe una respuesta inmunitaria ante la presencia de parásitos, alergias infantiles como el arma, rinitis, dermatitis, etc.

Para rubricar el descubrimiento, además se determinó que hasta un 5’5% de los bebés que habían sufrido los síntomas antes descritos, mostraban en el análisis de sangre la presencia de anticuerpos contra un alérgeno inhalable (que se inspira y que accede al organismo a través del aire), como pueden ser los ácaros del polvo, el pelo de animales de compañía, tabaco, humedad, etc.

Los resultados obtenidos no hacen más que respaldar la posibilidad de que la rinitis alérgica afecta a los niños de 18 meses de edad. Ante los síntomas de lo que puede parecer un simple resfriado, lo mejor es acudir al especialista para que determine con exactitud si se trata de una alergia nasal o de un resfriado. Según los expertos, algunos episodios de sibilancias (sonido del aire al pasar por las vías respiratorias congestionadas) se asocian equívocamente a una infección viral cuando en realidad podrían estar asociados al asma infantil.

Sería interesante retomar la lectura del post Prueba para predecir futuras alergias en los recién nacidos, un grupo de investigadores australianos concluía que con un simple análisis de sangre se detectaba el nivel de una proteína de las células inmunes, nivel que se asociaba a la posibilidad de que el bebé pudiera sufrir en un futuro algún tipo de alergia. Ambos estudios guardan relación, aunque no sabemos si habrán compartido la información.

Puedes conocer más detalles sobre el estudio que concluye que los bebés pueden sufrir alergias nasales a través de la publicación científica Allergy.

Vía | Reuters
Foto | A4gpa’s

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...