Los bebés prematuros responden a los estímulos sonoros de los padres

Bebés prematuros

Un estudio desarrollado por especialistas del Hospital de Mujeres y Bebés de Providence (Estados Unidos), concluye que los bebés prematuros responden a los estímulos sonoros de los padres igual que los bebés que han nacido a término. Hablamos de bebés prematuros muy pequeños que habían nacido tras 27 semanas de gestación, hasta el momento no se había realizado ningún estudio para determinar cuánto oyen los bebés prematuros y si lo que oyen les estimula, los resultados ofrecen datos interesantes.

El estudio trataba de determinar si el ambiente sonoro en el que viven los bebés prematuros de la unidad de terapia intensiva neonatal, condicionaba la rapidez y el desarrollo del lenguaje. Para ello se analizaron los datos de un grupo de 36 bebés que nacieron a las 27 semanas del embarazo, los expertos grabaron durante 16 horas los sonidos que emitían estos bebés a las 32 y 36 semanas de vida.

Las vocalizaciones infantiles se producían a las 32 semanas de vida y se producían con más frecuencia cuando los bebés oían a los adultos y especialmente a los padres, llegando a aumentar en un 129% el número de sonidos emitidos, algo que evidencia que reconocían las voces. Los expertos indican además que los pequeños vocalizaban a los pocos segundos de escuchar a los padres, aunque la exposición de los bebés al sonido y el lenguaje era relativamente reducido, en esos momentos era significativamente más elevado.

Los bebés prematuros pueden producir tantos sonidos como los bebés que han nacido a término si los padres les hablan. En esta línea, creemos por tanto que el método canguro no sólo contribuiría a un mejor desarrollo de los bebés y afianzar los lazos afectivos, también mejoraría la capacidad de desarrollo del oído y el lenguaje. Para los expertos es importante que los pequeños prematuros escuchen a sus padres, dados los resultados que muestran cómo les afecta y ayuda a incrementar el número de vocalizaciones.

Aunque los investigadores desconocen si los sonidos que los bebés prematuros oyen tras el nacimiento y la capacidad que tienen para vocalizar, puedan ser asociados con el desarrollo del lenguaje, los resultados parecen evidenciar que sí dado que los bebés prematuros responden a los estímulos sonoros de los padres. Quizá sería interesante seguir con el trabajo y comprobar a qué edad empiezan a articular las primeras palabras y contrastar los resultados con los que ofrecerían los bebés nacidos a término.

Al parecer, los bebés prematuros que están en una unidad de terapia intensiva neonatal escuchan poco lenguaje hablado, como decíamos, replantearse un trato más humanizado y menos tecnológico como el que ofrece el método canguro, podría contribuir a que se produjera el desarrollo del lenguaje con más rapidez.

Puedes obtener más detalles del estudio que hemos conocido a través de la publicación digital La Información, a través del artículo publicado en Pediatrics.

Foto | Jdsmith1021

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...