Los bebés lloran con los ojos abiertos o cerrados según el motivo del llanto

Gracias a un estudio, ahora podemos comprender que motivo provoca el llanto del bebé, sus expresiones faciales y tener los ojos abiertos o cerrados pueden indicar miedo, dolor, enfado, etc.

Conocemos un curioso estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Murcia en colaboración con la Universidad Nacional de Educación a Distancia, en el que se determina que los bebés lloran con los ojos abiertos o cerrados según el motivo del llanto. Según los resultados obtenidos, el llanto con los ojos cerrados está relacionado con el dolor, en cambio, si están enfadados o tienen miedo, lloran con los ojos abiertos.

Hasta la fecha podíamos oír a un bebé llorar y no saber cuál era la causa del llanto infantil, estos resultados quizá ayuden a determinar qué le ocurre al bebé. Según la investigación, las principales diferencias radican en la actividad ocular y la dinámica del llanto, dos parámetros que permiten conocer la causa de los lloros. Para llegar a esta conclusión, los expertos estudiaron el llanto de un grupo de bebés con edades comprendidas entre los 3 y los 18 meses.

Según la investigación, cuando un bebé llora por enfado, sus ojos se mantienen medio cerrados y su mirada no parece centrarse en una dirección concreta, aunque también puede darse la circunstancia de que la mantengan fija y prominente. Los rasgos faciales también están implicados, en este caso, la boca permanece entreabierta o abierta en su totalidad, otra característica a añadir es la progresión del llanto, este va en aumento y la deducción indica que camina paralelamente al aumento del enfado.

Si el bebé llora por dolor, los ojos permanecen cerrados prácticamente todo el tiempo, si los abre, la apertura es mínima, los rasgos faciales característicos que se asocian son, ceño fruncido y tensión en la zona ocular, es decir, cerrar con fuerza los ojos. Con respecto a la intensidad, a diferencia del enfado, ésta se manifiesta desde un principio en su cota más elevada y el llanto se produce repentinamente y tras un estímulo, por ejemplo la aparición del dolor de barriga.

Cuando un bebé llora por miedo los ojos permanecen abiertos durante todo el tiempo, mueven la cabeza hacia atrás y su mirada parece escrutar todo su entorno. Inicialmente se produce un aumento gradual de la tensión y posteriormente aparece el llanto de una forma repentina y explosiva. Estos resultados muestran que la actividad ocular, los gestos faciales y la intensidad del lloro están asociados al tipo de emoción o necesidad. En el estudio también se ha intentado determinar si los padres saben identificar la causa de los llantos, los resultados han determinado que no lo identifican con claridad, especialmente si se trata de miedo o enfado.

Como sabemos, los bebés sólo pueden utilizar el llanto para poder comunicar sus emociones negativas, poder reconocer la causa de por qué llora el bebé, seguramente facilitaría que los padres le aliviaran y que el llanto cesara.

Podéis conocer más detalles de la noticia a través del artículo publicado en Agencia Sinc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...